“Hay muchos proyectos en carpeta”

“Lo que vimos fue muy auspicioso y nos dice indica que estos sistemas son rentables, son estrategias productivas”, afirmó el presidente de la Fuchad.
Integrantes de la Fundación Chadileuvú, legisladores y dirigentes agropecuarios visitaron el viernes y sábado la localidad de 25 de Mayo y su zona productiva bajo riego. Encontraron un sector de la provincia con un gran potencial de la mano del riego presurizado y nuevas formas de producción. La contracara fue el proyecto original de la zona bajo riego, de la mano de la fruticultura, con la gran mayoría de las chacras abandonadas.
Organizada por la Fundación, la visita comprendió a legisladores y miembros de la Asociación Agrícola Ganadera de La Pampa. Por la Fuchad viajaron su presidente, Héctor Gómez, Norma Araujo, Néstor Decristófano, Carina Rosignolo, Jorge Tullio, Ricardo Villarreal, Héctor Agüera y Vlady Foltinek; en nombre de la Legislatura lo hicieron los diputados Martín Borthiry (PJ) y Darío Casado (Pro) y en representación de la Agrícola Ganadera, Luis María Colla (presidente), Andrés Souto y Miguel Torroba.
La primera actividad fue una visita a la sede del Ente Provincial del Río Colorado en 25 de Mayo. El contingente fue recibido por el presidente, Jorge Dosio, y otros directivos, quienes explicaron a los visitantes el funcionamiento del organismo y luego los llevaron a recorrer explotaciones dedicadas principalmente a maíz, alfalfa y sorgo.
En la sede del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria, el grupo fue recibido por el jefe de la agencia, Oscar Frank, el ingeniero Dardo Fontanella y una ingeniera, y tras un fructífero diálogo, se organizó una recorrida por chacras en La Pampa y Colonia Catriel, provincia de Río Negro. “Nos brindaron una exposición sobre cómo ven la presencia del INTA -cuya agencia en 25 de Mayo se creó hace pocos años-, y tuvimos una muy buena discusión sobre la situación de la zona y su futuro”, comentó Héctor Gómez al regresar a Santa Rosa.
La salida con los técnicos del Inta permitió apreciar producciones con equipos de riego presurizado, principalmente riego por aspersión, y el más tradicional riego a manto. En Catriel observaron una explotación con un manejo silvo pastoril que consiste en sembrar especies forrajeras como trébol y alfalfa en montes de álamos. “Es una interesante variante que se está utilizando en varios lugares del país”, comentó Gómez.
La recorrida incluyó la visita a un feed-lot, a una chacra con 85 hectáreas de nogales y un almuerzo con el intendente David Bravo.

Expansión.
“Todas las visitas fueron muy buenas”, remarcó Gómez. “Pudimos ver cómo funcionan estas unidades de producción, vimos inversiones muy importantes y cómo se está expandiendo la zona bajo riego, principalmente de la mano del riego presurizado”.
Las unidades productivas demandan grandes inversiones y comprenden superficies medianas a grandes, de 100 hectáreas como mínimo. “Las que invierten son grandes empresas, muchas de ellas vinculadas a la industria del petróleo”, advirtió. “Hay varias empresas montando los pivotes para riego presurizado y esto nos dice que La Pampa puede crecer en sus zonas bajo riego”, analizó.
La contracara es el sector donde la zona bajo riego pampeana dio sus primeros pasos. “Lo que vimos -comentó- fue que los sistemas primitivos, vinculados a la frutihortícultura, tienen muy poca importancia, están en decadencia, con chacareros arruinados y la mayoría de las chacras abandonadas”.

Inversiones.
Gómez comentó que hace cuatro meses viajó a 25 de Mayo a título personal. Desde entonces ya se están construyendo cuatro nuevos pivotes para riego presurizado. Estos pivotes permiten regar superficies de unas 60 hectáreas y se destinan mayormente a producir maíz y alfalfa.
“Uno ve que hay una inversión permanente, que hay proyectos en carpeta, y eso es muy auspicioso”, subrayó. “La perspectiva de la zona bajo riego va de la mano de un tipo de explotación distinta, diferente a la tradicional, con unidades productivas de mayor tamaño, entre 100 y 200 hectáreas, y fuertes inversiones en equipos para riego intensivo”.
Aunque no visitaron ningún emprendimiento, la vitivinicultura es otra opción con con muy buenas perspectivas para la zona, indicó el directivo.