“Hay que seguir creando conciencia”

ELIZABETH ROSSI HIZO UNA SINTESIS DE ACTIVIDADES DEL CONSEJO DE LA MUJER EN 2014

Elizabeth Rossi, secretaria Ejecutiva del Consejo de la Mujer, celebró que distintos ministerios apliquen la perspectiva en sus iniciativas y destacó la creación de conciencia. Llamó a la sociedad a ser más solidaria y colaborar con las posibles víctimas de violencia, que “debemos asumir responsabilidad ciudadana y social para sacudir esos vínculos violentos, construir autonomía, autosostenimiento y desarrollo”, apuntó.
La secretaria Ejecutiva del Consejo Provincial de la Mujer dialogó durante la mañana de ayer con LA ARENA. El motivo de la convocatoria fue presentar una síntesis de actividades concretadas el pasado año y “seguir creando conciencia”.
Inicialmente, Rossi dijo que “presentamos una síntesis de actividades donde estamos reflejando el trabajo efectuado entre marzo de 2014 y diciembre de ese año, acción por acción. Cada una de ellas está pensada de forma organizada y responde a un lineamiento estratégico”, aseguró. “Por ejemplo, cuando nos vamos hasta el último pueblito a llevar un folleto, es con la idea de llevar accesibilidad a los derechos y a las leyes vigentes”.
-Actualmente, ¿cómo analizan la accesibilidad a estos derechos en el interior de la provincia?
-Esto tiene una relación directamente proporcional a lo que hay en cada pueblo. Si hay personas con perspectivas de género, sobre todo mujeres que gestionan con esa mirada, nos encontramos con un panorama donde hay redes, hay contención a las víctimas de violencia, hay algo fundamental que es la prevención. Ante situaciones de riesgo que ya están tipificadas, como el aislamiento o la falta de empoderamiento, en algunos lugares se tiene en cuenta y se trabaja para prevenir.
Desde el Ministerio de Bienestar Social (MBS), los programas ‘Nosotras sí’ o “Socias” son iniciativas que van tendiendo a minimizar el riesgo de construir situaciones de violencia. Tenemos que crear sensibilidad y tener las antenas más abiertas. Lo mismo ocurre con el Ministerio de Cultura y Educación, cuando amplía la inserción en los programas de terminalidad educativa: eso es reducir vulnerabilidad porque por ejemplo, una joven que ejerció una maternidad temprana y se incorpora a estas iniciativas, agrega herramientas para desarrollar autonomía y posibilidades de un mejor futuro.
-Luego del caso Lieck, ¿siente que la Justicia tomó otro cariz más activo?
-El avance de derechos y la incorporación de la perspectiva de género, lamentablemente, avanza sobre el cuerpo de las mujeres víctima. Ahí es donde la sociedad toma cabal conciencia de que la violencia machista, mata. Ahora, no es tan lineal ni sencillo poder aplicar herramientas una vez que tenemos la consecuencia de la situación.
Nosotros insistimos mucho en la prevención, porque si la sociedad está atenta, alerta y conoce, puede tener herramientas para ayudar a una víctima de violencia de género para que minimice los riesgos; ahora mucha gente piensa que es problema de ellos, intrafamiliar; la filosofía del no meterse. Si vos tenés las alertas, conoces cómo opera la violencia, lo difícil y perversa que es esa relación en la que se mezclan muchas cosas y es muy difícil sacudírsela. Una víctima necesita una red que le dé confianza y la empodere, para hacer frente a ese poder que siente como superior y la domina.
El otro tema es cuando la gente piensa que la solución está fuera, que va a venir del otro, del Estado. En realidad, sabemos que tenemos que prepararnos y hacernos de herramientas teóricas, pedagógicas y metodológicas, pero también sabemos que debemos trabajar la conciencia de las mujeres para asumir responsabilidad ciudadana y social para sacudirse esos vínculos violentos; construir autonomía, autosostenimiento y desarrollo, sino puede resultar que estalla un problema y el Estado no hizo nada. En realidad, es un trabajo compartido donde el Estado hace permanentemente tareas de formación, capacitación, reducción de vulnerabilidad, información para crear accesibilidad a esos derechos.
El Consejo de la Mujer no sólo hace charlas y cursos, también hemos elaborado informes en la Justicia y somos el primer organismo al que le aceptan un ‘amicos curiae’ en un caso específico de violencia de género.

Lo más destacado
El Consejo Provincial de la Mujer elaboró una síntesis de actividades realizadas el pasado año. Las más resaltables fueron la proyección de documentales, reuniones mantenidas por la titular del área, Elizabeth Rossi, dando a conocer los lineamientos estratégicos del plan provincial, tanto en nuestra provincia como en otras vecinas.
Se promovieron charlas y talleres de sensibilización de la problemática, presentación de libros, reuniones con distintas autoridades y vecinos de todas las localidades pampeanas, organización de charlas debate y participación en las mesas de gestión en distintos puntos de La Pampa. Hubo capacitaciones organizadas y destinadas a agentes del Estado, tales como profesionales médicos, fuerzas policiales, autoridades universitarias y hasta personal de unidades funcionales de género; firma de convenios para la capacitación sobre la trata de personas, charlas en instituciones educativas y participación en foros y debates sobre la violencia de género, entre otras actividades inherentes a la problemática.