Hijo del titular de Sedronar, nombrado en el Renaper

Mariano Moro, hijo del actual titular de la Sedronar, el pampeano Roberto Moro, fue uno de los cinco empleados que fueron designados en los últimos días en la delegación Santa Rosa del Registro Nacional de las Personas que depende del Ministerio del Interior. La información fue confirmada ayer a este diario por el coordinador del organismo en la provincia, Federico Roitman, quién asumió días atrás en la inauguración de las oficinas ubicadas en Sarmiento y Villegas, acto que contó con la presencia del director nacional, Juan José Bernardo D´Amico.
De esta forma, dos miembros de la familia Moro hallaron conchabo en la nueva gestión de gobierno que encabeza Mauricio Macri pese a que, al menos el padre, estuvo ligado al justicialismo provincial cuando Oscar Mario Jorge gobernaba la provincia: en 2007 fue designado como subsecretario de Salud Mental y Abordaje de las Adicciones del Ministerio de Salud de la provincia de La Pampa.

Salen los tuyos, entran los míos.
El nombramiento del hijo de Moro sale a la luz en medio una polémica por las designaciones en el Estado que hizo el gobierno de Macri en menos de medio año, nombramientos que en perspectiva (no hace falta mirar demasiado hacia atrás) se contradicen con lo que los líderes del PRO manifestaban cuando eran oposición, sobre todo acerca de los vínculos familiares entre los funcionarios. Recordado es el exacerbado repudio que expresaron quienes hoy ocupan lugares en el gabinete presidencial cuando Delfina Rossi, hija del entonces Ministro de Defensa Agustín Rossi, fue nombrada al frente del Banco Nación.
Según un informe del Ministerio de Trabajo sobre el “Seguimiento del empleo público nacional, provincial y municipal” hasta junio de este año, la plantilla de empleados de los tres estamentos (nacional, provincial y municipal) creció un 1% con respecto a la que mantenía el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner. Si bien la propuesta del ingeniero fue, a pocos días de asumir, “terminar con un Estado sobredimensionado” por su abultada plantilla de empleados públicos, el empleo público continúa creciendo y ya alcanzó el nivel de diciembre de 2015.
El informe de trabajo -que dio a conocer días atrás el diario La Nación- reveló que en junio, el total de puestos de trabajo registrados en el sector público ascendió a 3.458.448: el ámbito provincial reúne 2.277.662 puestos (el 66% del total), el nacional 739.097 (21%) y el municipal 441.689 (13%).

El silencio del padre
Meses atrás Roberto Moro fue portada de este diario cuando una ONG lo acusó de haber obtenido una maestría en forma cuestionable o incluso irregular. La Asociación Antidrogas de la República Argentina (AARA), en base a fuentes de la Subsecretaría de Adicciones y Salud Mental de La Pampa, denunció al titular de la Sedronar de no haber cumplido con los requisitos necesarios para acceder a la Maestría en Prevención y Asistencia de las Drogadependencias que imparte la Universidad del Salvador, tal como lo adjuntaba en su currículum. La denuncia de la Organización No Gubernamental que encabeza el polémico especialista antidrogas Claudio Izaguirre nunca fue desmentida y desde entonces, el hombre nacido en Catriló se llamó al silencio. Nunca más atendió el teléfono.

Los nuevos desocupados
Según estimaciones del Gobierno -que fueron publicadas por LN- el 31 de diciembre caducarán cerca de 70.000 contratos en el ámbito nacional, cifra que para los gremios es mucho más abultada, algunos de los cuales podrían caerse en La Pampa. Por ese motivo los estatales de ATE mantienen la guardia en alto ante la posibilidad de que hacia fin de año haya otra “oleada” de despidos. “Se van a vencer 90.000 contratos, y estamos en guardia”, dijo a la nacion Hugo “Cachorro” Godoy, jefe nacional de ATE.

Compartir