Hubo aumento en 2015 pero es de las más bajas del país

MORTALIDAD INFANTIL

Las estadísticas de la Comisión de Mortalidad Infantil, que pertenece a la Dirección de Maternidad e Infancia de la Provincia, fueron presentadas ayer en el auditorio del Ministerio de Salud. En el encuentro se evaluaron las muertes ocurridas en 2015 de niños menores a un año y cómo se desglosa esa mortalidad dentro de la Provincia, para trabajar con todos los efectores y hacer propuestas para los próximos años.
En 2015, el porcentaje de mortalidad fue de 7,62% por 1.000 niños nacidos vivos. El número marca un leve incremento respecto a la registrada en 2014 (6,8%), pero nuestra provincia continúa siendo la provincia con la tasa más baja del país.
La directora de Maternidad e Infancia, Susana Frutos, precisó que la mortalidad infantil es neonatal (primeros días de vida) o perinatal (hasta el año de vida), siendo la mayor causa de muerte la prematurez.
“La Pampa tiene una población muy baja y está bien respecto a los parámetros nacionales, aunque siempre podemos estar mejor. Queremos concientizar al sistema de salud y también a la comunidad, llegando con un control adecuado de embarazo”, señaló. Y agregó: “Hay muchísimas variables socioeconómicas y culturales, no solamente sanitarias, que influyen en la mortalidad infantil. Los casos de muertes de niños hasta el año de edad, se dan por muerte súbita; trabajamos en eso, en un sueño seguro; también muertes por enfermedades respiratorias y por malformaciones, que son las no evitables”.

Campaña.
Durante este mes se inicia una campaña para trabajar con la comunidad y los efectores de salud, para lograr un mejor manejo en esta etapa epidemiológica que comprende desde el mes de mayo a agosto, donde aparecen las bronquiolitis, otra de las causas de mortalidad infantil.
“Se está trabajando en el sistema de salud y con la comunidad para dar a conocer los factores de riesgo”, dijo la funcionaria.
“Una madre tiene que saber que tiene que dar de lactar a su hijo como un factor de gran importancia en la prevención de la mortalidad infantil; el lavado de manos, la higiene, los hábitos saludables; la prevención del embarazo adolescente y las adicciones en esta etapa”, ejemplificó.