Hubo controles de alcoholemia y 120 casos dieron positivo

FIESTA DEL CABALLO

El Ministerio de Seguridad clausuró durante la noche del viernes dos cantinas en la 45º Fiesta Nacional del Caballo y la Tradición, en Ingeniero Luiggi, por venta de bebidas alcohólicas a menores de 18 años. También se realizaron controles en los accesos de la localidad una vez culminado el evento. Según trascendió, personal del Ministerio procedió a realizar el acta correspondiente y la clausura de las mismas.
Mediante un comunicado, desde el Ministerio de Seguridad informaron que “a partir de la primera clausura se había solicitado a los organizadores del evento la necesidad de presentarse en las cantinas correspondientes con el Documento Nacional de Identidad para efectuar la compra de bebidas alcohólicas y facilitar el desempeño del comercio”. A pesar de haber tomado esta medida “se encontraron menores de edad con bebidas alcohólicas facilitadas por adultos, ajenos a la organización, donde se realizó el acta contravención al adulto”.
Una vez finalizada la denominada “noche de los jóvenes” los organizadores, habiendo dado cuenta de los hechos acontecidos en relación al expendio de alcohol a menores, “recordaron por el sistema de audio la prohibición del consumo de alcohol a menores de 18 años y el no expendio de las cantinas”, informó el Ministerio, por lo que para el día de ayer y hoy “se solicitó a los organizadores profundizar los controles en las cantinas con la solicitud de DNI y profundizar la protección de niñas, niños y adolescentes”.

Operativos.
En horas de la madrugada, y por medio de un acuerdo con el municipio, se llevaron a cabor operativos de transito en los dos accesos correspondientes a la localidad. Los controles de transito estuvieron a cargo del Director General de Seguridad Vial, Fernando Funes, inspectores de transito del municipio, Representante de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, Pedro Pisandelli, efectivos policiales de Jefatura de Policía de La Pampa y policía local.
Por su parte, el Ministerio informó que en dichos controles “se controló documentación y alcoholemia arrojando positivo en 120 conductores, entre los cuales 80 de ellos había acompañantes que no presentaban intoxicación alcohólica, pudiendo conducir y seguir su camino. En tanto 40 de los automóviles paralizados por ingesta de alcohol de sus conductores y acompañantes, se los demoró con un café y gaseosas para disminuir el alcohol en sangre, donde el permitido para transitar es de 0,5 alcohol por litro de sangre. Mientras tanto, a todos los conductores que presentaron niveles no adecuados para conducir se realizó las actas correspondientes”.