Impulsan expansión para mejorar aceite de girasol

INFORME SOBRE LA CADENA DE VALOR

La competitividad del girasol de Argentina se demuestra mediante la expansión en el área cultivada y procesamiento luego de la eliminación del cronograma de impuestos a la exportación en diciembre de 2015, destaca un informe sobre el potencial del sector.
Un estudio realizado por Agristrat que evalúa el panorama actual y el potencial de la industria de aceite de girasol alto oleico (AO) en el país sostiene que la Argentina tiene el potencial de recuperar su estatus como un jugador clave en el mercado mundial de aceite de girasol en general, y en el mercado de AO en particular.
“La expansión en la producción y procesamiento de girasol de Argentina puede promover el desarrollo de economías regionales seleccionadas, donde la producción de girasol es relativamente más adecuada”, indicó el análisis.
La competitividad del sector de girasol de Argentina se demuestra mediante la expansión en el área cultivada y procesamiento luego de la eliminación del cronograma de impuestos a la exportación en diciembre de 2015, y los resultados se materializaron en la siguiente campaña agrícola.
“Se pueden materializar nuevas expansiones de producción y procesamiento en el aumento de las exportaciones en el mercado mundial”, añadieron los autores del reporte.
Las condiciones necesarias para esta expansión incluyen: establecimiento de un esquema de precios más transparente; fortalecimiento del mercado interno; disponibilidad de híbridos con alto contenido de ácido oleico; establecimiento eventual de clústers de producción y procesamiento (definidos); el seguimiento de prácticas estrictas de segregación, y la mejora en infraestructura y logística.
Agristrat entiende que un rol activo (y directo) de los usuarios finales del aceite de girasol alto oleico puede apoyar los cambios del mercado con señales claras de demanda para los requisitos locales y extraterritoriales.

Fortalecimiento.

“El fortalecimiento del mercado interno puede lograrse mediante el etiquetado de productos de consumo y la asociación en el sector de servicios de alimentos, destacando los beneficios del uso del aceite de girasol alto oleico y puede implementarse siguiendo los ejemplos de las economías más desarrolladas”, indicaron.
Puntos de acción específicos para grandes usuarios comerciales del aceite de girasol alto oleico en coordinación con el Grupo BID (Banco Interamericano de Desarrollo) en el contexto de las iniciativas públicas y privadas, y también involucrando la participación de las autoridades gubernamentales, “incluyen aclarar la demanda prevista como punto más importante”, dijeron los especialistas.
Esto permite, según el análisis, mejorar el suministro de semillas al mercado; suficiente tiempo para que los originadores contraten cantidades conocidas con los agricultores y que trituradoras y refinadoras confirmen la segregación del aceite de girasol alto oleico y las campañas de prensado planificadas para satisfacer las necesidades del mercado.
Bajo el marco privado y público y una asociación más estrecha con las autoridades gubernamentales nacionales y regionales, se impone “explorar la posibilidad de establecer grupos de producción para la producción y el procesamiento de semillas de girasol alto oleico”, acotaron. (NA)