Inadi hará una denuncia contra Franco

La fuerte polémica que generaron los dichos del ministro de Hacienda de La Pampa, Ernesto Franco, sobre que las mujeres docentes “se embarazan” en pleno ciclo lectivo para “tomarse licencia y cobrar sin trabajar” llegó al ámbito nacional y según se confirmó ayer, el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (Inadi) actuará de oficio y denunciará al funcionario por su actitud “claramente discriminatoria” y “contraria a los derechos sexuales y reproductivos de la mujer”.
El nuevo interventor del ente desde la llegada del nuevo gobierno, Javier Bujan, afirmó que las declaraciones de Franco son “preocupantes” y que “es muy grave que un funcionario tenga esa consideración sobre las mujeres y trabajadoras”, según publicó el diario La Nación en su versión digital.
“El ministro estigmatiza a las mujeres y a la maternidad. Lo que dijo es violatorio del principio de autonomía sobre la sexualidad y los derechos familiares, y fundamentalmente sobre la disposición de los cuerpos”, señaló Bujan. Y agregó: “Todos sus dichos se agravan por su condición de funcionario y su rango de ministro. Lo que hizo debería tener consecuencias y esperamos que las autoridades tomen cartas en el asunto”.
A partir de la denuncia, el Inadi conformará un comité evaluador que determinará qué normas nacionales e internacionales violó el ministro. Según el interventor, las declaraciones vulneraron disposiciones de las Naciones Unidas y la Organización Internacional del Trabajo (OIT). El comité deberá emitir un dictamen en un plazo no mayor a tres meses.
El funcionario del gobierno de Carlos Verna disparó la polémica mientras exponía sobre el presupuesto provincial en la Cámara de Diputados de la provincia. Cuando se refirió a los costos que genera para el Estado el ausentismo docente, Franco dijo que las maestras planificaban sus embarazos para tener que “tomarse licencia” por maternidad justo en el medio del ciclo lectivo. “Hasta los embarazos parecen planeados porque se dan en época de clases de las docentes, es curioso”, sostuvo.
Los dichos generaron una fuerte reacción en las redes y hasta en el propio gobierno provincial. La ministra de Educación, Cristina Garello, intentó minimizar los dichos del funcionario y alegó que su colega pudo haberse puesto “nervioso” y que “no es fácil manejar un presupuesto en momentos tan difíciles como estos”.