Justicia pide mil millones: 90% es para sueldos

PRESUPUESTO EN LA PAMPA

Juan José Reyes – Esta columna accedió al borrador que prepararon las autoridades judiciales, el cual está sujeto a una discusión con el ministro de Hacienda. Al 1 de noviembre, el costo salarial promedio bruto en la Justicia local trepaba a 55.906 pesos por mes.
El borrador al que se accedió se discutirá con el ministro de Hacienda, Ernesto Franco, y posteriormente será enviado a la Legislatura. De confirmarse lo que pretenden los magistrados, insumirá a la hacienda pública 1.000 millones de pesos. La incidencia de altos salarios del personal jerárquico (244 magistrados, secretarios, prosecretarios y personal superior sobre 1.270 agentes), por nómina salarial, trepa a 890 millones de pesos. Apenas quedan 110 para gastos entre bienes y servicios no personales.
Un botón de muestra del privilegio de sus señorías es no pagar el gravamen del Impuesto a las Ganancias; cobrar antigüedad desde que se reciben y no desde que asumen como funcionarios y tener la facilidad, aplicando en su justa dosis la ingeniería jurídica del descanso, trabajar 88 de los 365 días del año.
El costo salarial promedio bruto (con aportes patronales) en la Justicia local trepa a los 55.906 pesos mensuales al 1 de noviembre (último ajuste paritario). La incidencia de las remuneraciones brutas de 244 funcionarios judiciales sobrepasa 72% promedio general de otros funcionarios del Estado provincial.
El sueldo de bolsillo de magistrados, jueces de control, de audiencia y fiscales promedian entre 110 a 138 mil pesos (Sueldo básico, adicional general, suplemento acordada, componente función, permanencia categoría, responsabilidad funcional, antigüedad y cargas). Pero no todo queda allí, hay otros de élite que con antigüedad promedian altos sueldos y tampoco pagan Ganancias.

Licencias.
Además hay 27 jubilados en el Instituto de Seguridad Social (ISS) que promedian un haber pasivo de entre 110 a 130 mil pesos mensuales, sin descuentos. En conclusión, en la Justicia hay funcionarios que ganan cifras siderales, lejos de lo que cualquier mortal pudiera recibir. Las sumas netas (deducido 11% jubilación y 4,5% Sempre) las ubica por arriba de los 120 mil mensuales.
En el rango de 80 a 100 mil hay jueces de control y de audiencia; procurador, fiscales de cámara y defensores, camaristas; administradores judiciales, secretarios de sala y prosecretarios entre otros (con doctorados, maestrías o posgrados aumentan 15% más su haber).
Lo otro es el oprobioso sistema de licencias, creado hace 45 años. Aquel es tan benévolo que permite, aplicándolas en su justa dosis y medida, que de 365 días corridos, si lo desean, pueda trabajar sólo 88 días hábiles. Con el paso del tiempo distintas acordadas del STJ modificaron una mínima parte al no poder avanzar sobre derechos adquiridos de la familia judicial, a la cual ellos mismos pertenecen.

Magistrados caros.
El año próximo, la Justicia provincial invertirá en salarios un promedio global medio bruto de 55.841 pesos mensuales per cápita. Sin embargo, si se toma una franja de 244 jueces, magistrados, prosecretarios y otros altos funcionarios judiciales con un sueldo medio bruto, sin descuentos que supera los 75 a 80 mil pesos al mes, el costo salarial total, respectivamente, está por encima en un 72% de todos los funcionarios de otros poderes del Estado provincial.
Además, el Instituto de Seguridad Social (ISS) le paga a un grupo privilegiado de 27 jubilados judiciales un promedio superior a los 100 mil al mes, sin contabilizar descuentos. Las jubilaciones más importantes son la de los ex ministros del STJ, que en algunos casos trepan a 118 y 130 mil pesos cada 30 días. Incluye sueldo básico, adicional general, suplemento acordada, componente función, permanencia categoría, responsabilidad funcional y la antigüedad).
La no tributación de Ganancias es un privilegio que los magistrados gozan en el país y La Pampa. Estos emolumentos gozan de intangibilidad impositiva, de acuerdo con “principios constitucionales”, años después aquí enarbolados por decenas de otros funcionarios judiciales gracias al Acuerdo del STJ 1425/96 homologado del 29 de abril de ese año.

Exentos.
Allí se resolvió “Declarar con el alcance que surge de los considerandos que anteceden, la inaplicabilidad del artículo 1º de la Ley 24631, en cuanto deroga exenciones contempladas en artículo 20º inciso de la Ley 20628”. Lo concreto es que desde 2014 otros funcionarios tampoco pagan ganancias sobre 75% de su haber. Extensivo a secretarios de primera y segunda instancia, prosecretarios y fiscales. El 18 de marzo una acordada del STJ les dio la razón. Por Resolución 65/15, quedaron exentos en el 75% de la base imponible.
Desde esa fecha no se aplica más sobre tres componentes del sueldo que conforman las tres cuartas partes de sus salarios: el adicional general, el suplemento 2046/04 neto de la suma fija impuesta por Art. 25 de Ley 2088 y Antigüedad en la Justicia (accesorio del rubro Adicional General por tanto deducible en proporción a aquél). Se pasó de 432 millones en gastos salariales en 2015 a 670 en 2016 y llegará a 880 millones en 2017.
Resulta descarado que trabajadores judiciales con sueldos que apenas superan la canasta familiar paguen Ganancias con jueces exentos con los altos ingresos que perciben.

Viáticos y accesibilidad.
En el borrador de presupuesto también hay 6,7 millones para gastos de consumo y 2,6 millones de viáticos. Habrá además menos de 3 millones para capacitación del personal; medio millón para gastos de telefonía e Internet (que van a la multinacional Telefónica y no a la CPE o Corpico) y apenas 300 mil pesos para peritajes. En conclusión, si los pampeanos nos quejamos porque la mitad de los recursos provinciales se queda en salarios para la administración pública, qué decir del Poder Judicial donde el componente remuneraciones llega al 89% dejando poco y nada para mantenimiento y gastos en general.
Según informe oficial del Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y Crecimiento (Cippec) sobre Indices de Accesos a Información Judicial, La Pampa figura en entre las 4 últimas en los 24 distritos del país con un presupuesto atado a la suerte económica Provincial. La transparencia judicial, instituto clave para mejorar el servicio público de justicia, tiene mil millones de presupuesto en 2017 y casi 1.300 empleados. Aun así piden 50 cargos más (29 Circunscripción I; 15 para II y 6 en la III) pero con un índice de accesibilidad a la información sitio web (STJ y MPF), que nos deja en el fondo de la tabla.

Gastos poco transparentes.
Según el borrador de presupuesto lo que no es para salarios apenas alcanza al 10,1%, es decir 110.724.000 pesos cuando en el presupuesto actual es de 60 millones. En otras palabras, de mil millones de presupuesto en 2017 apenas 110 irán a bienes y servicios. Entre ellos se destacan 45 millones para la Ciudad Judicial (25.661.000 pesos en bienes y casi 20 millones en servicios); 17.600.000 para los denominados “servicios extraordinarios” (bonificaciones rubro 29) del STJ; 10,2 millones en contratos de servicios no personales y gastos en general por 9 millones más.

Compartir