La Corte retó a Bereciartúa

ACORDADA POR AUSENCIA DE NACION EN AUDIENCIA POR EL ATUEL

La Corte Suprema de Justicia de la Nación emitió el martes una acordada en la que reprendió fuertemente al subsecretario de Recursos Hídricos de la Nación, Pablo Bereciartúa, por retirarse antes de exponer el día de la audiencia convocada por el máximo tribunal en el marco del juicio de La Pampa contra Mendoza por el histórico corte del río Atuel. Los ministros notificaron a la Casa Rosada que en adelante los funcionarios convocados para exponer deberán esgrimir una razón fundada para retirarse.
La acordada lleva las firmas del presidente de la Corte, Ricardo Lorenzetti, y los ministros Carlos Maqueda, Elena Highton de Nolasco, Horacio Rosatti y Carlos Fernando Rosenkrantz. Hernán Pérez Araujo, el procurador general de Rentas de la provincia, aseguró que el texto contradice las afirmaciones recientes del ministro de Interior, Obra Pública y Vivienda, Rogelio Frigerio, quien aseguró que Bereciartúa no tenía obligación de quedarse a exponer aquel día.
Los magistrados recordaron que el Estado Nacional propuso como principal orador al subsecretario, quien “se retiró del recinto en forma anticipada a la exposición que debía realizar, y lo hizo sin previo aviso al personal de la Corte para justificar su proceder”. Añadieron que “como consecuencia de ello (…) se le requirió que informase las razones de su proceder, y se puso en conocimiento de ese pedido al señor Ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda (Frigerio), y al señor Procurador del Tesoro de la Nación (Bernardo Saravia Frías)”.
En otro párrafo de la acordada, revelaron que la ausencia de Bereciartúa tuvo como consecuencia que el funcionario debiera comparecer ante la Secretaría de Juicios Originarios de la Corte, para que diera las explicaciones del caso. Los magistrados aseguraron que el subsecretario se puso a disposición para que se le efectúen las preguntas que se considerasen pertinentes vinculadas con las que debió responder en el acto de la audiencia, pero que el ofrecimiento fue rechazado por la Corte.
La Corte consideró que la celebración de las audiencias públicas tiene por finalidad elevar la calidad institucional en el ámbito del Poder Judicial y profundizar el estado constitucional de derecho vigente en la República, como así también perfeccionar la difusión pública del modo en que la Corte conoce de los asuntos en los que ejerce su jurisdicción.
“Resulta evidente que la concreción de esos fines (…) incumbe también a las partes que informan al Tribunal (…) y resulta de total evidencia que, por más atendibles que puedan resultar las razones, un funcionario expositor de tan alta jerarquía (…) no debe retirarse del acto sin siquiera dar aviso de ello frente a razones que considere de urgencia”, añadieron.
La acordada dejó en claro que la actitud de Bereciartúa impidió que la Corte, los presentes y la ciudadanía en general tuvieran el conocimiento de la participación que el Estado Nacional tenía en el litigio. Por esa razón, la Corte resolvió comunicar al Jefe de Gabinete de Ministros, Marcos Peña, Frigerio, Saravia Frías y Bereciartúa que los funcionarios del Poder Ejecutivo que, libremente, sean propuestos para informar en una audiencia, deberán hacerlo el día fijado para ese acto, salvo razones fundadas debidamente justificadas.