“La decisión no va en línea con el díalogo”

NEUQUEN SE NIEGA A LA AUTORIZACION DEL COMERCIO DE CARNE DE CERDO

El gobernador de Neuquén, Omar Gutierrez, se niega a aceptar la autorización realizada por el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) que ayer dictó una resolución autorizando el ingreso de carne fresca sin hueso de cerdo doméstico (enfriada o congelada) y embutidos frescos a base de cerdo doméstico exclusivamente para consumo interno, de origen nacional, desde la zona libre de fiebre aftosa con vacunación, hacia la Patagonia.
Según informó el diario Río Negro, “Gutierrez no quiere el ingreso de carne de cerdo e irá a la Justicia”. Argumentando que “la decisión no va en línea con el diálogo y pedido de las provincias”, el mandatario neuquino instruyó al ministro de Producción, José Brillo y al fiscal de Estado, Raúl Gaitán para que presenten los recursos judiciales necesarios para frenar la medida, aún cuando desde el Senasa destacaron que “en el país, el ganado porcino únicamente ha sido vacunado en situaciones de riesgo o emergencias sanitarias y que, en caso de enfermar, no existen evidencias de que resulte portador del virus de la fiebre aftosa, una vez superada la enfermedad”.
La normativa, firmada por el presidente del Senasa, Jorge Dillon, y publicada ayer en el Boletín Oficial de la entidad, estableció, además, que la carne ingresada debe provenir de animales nacidos y criados en la zona libre con vacunación del país y faenados en plantas habilitadas por el organismo sanitario nacional.

No implica riesgo.
En el comunicado elevado por Senasa, el director nacional de Sanidad Animal de la entidad, Ricardo Maresca, afirmó que “en la situación sanitaria actual, el ingreso de carne fresca porcina deshuesada proveniente de zona libre con vacunación, a zona libre sin vacunación, no implica riesgo sanitario en cuanto a la transmisión de virus”.

Historia de protección.
Si bien desde Senasa aseguraron que no existen evidencias de que el cerdo resulte portador del virus, el medio Río Negro publicó que el gobernador Omar Gutierrez recordó que “Neuquén ya se expresó en el rechazo de esta autorización, porque hay una historia de protección detrás de esta determinación y sin lugar a dudas atenta contra el horizonte de desarrollo productivo”.

Acción fuerte.
Otra de las voces cantantes en torno a este tema fue la del ministro de Producción de Neuquén, José Brillo. Según difundió el diario Río Negro, Brillo aseguró que “nos pusimos en contacto los gobiernos y se pusieron en contacto los fiscales de las provincias patagónicas para iniciar una acción fuerte y defender la intangibilidad sanitaria de la región patagónica”.
Por otra parte -siempre teniendo en cuenta lo publicado por el medio gráfico de la provincia vecina- el Ministerio de Producción realizó una consulta a productores, cooperativas de Neuquén, colegios veterinarios y demás, en la cual coincidieron que la apertura sería un inconveniente para sus negocios. Finalmente Brillo destacó que creen que la decisión excede al Senasa, que siempre fue proteccionista de la región.

“Se va a comercializar igual”
Una fuente de Senasa consultada por LA ARENA manifestó que “el cerdo es una especie vigía -o centinela-, y es libre de aftosa sin vacunación”. Además agregó que “desde hace años no hay virus de fiebre aftosa detectable, no hay movimiento viral”.
Con respecto al descontento del gobernador de Neuquén por la comercialización de la carne de cerdo, la fuente estimó que “no importa cuánto zapateen, o cuánto se quejen, porque si está la resolución se va a comercializar igual”. Finalmente expresó que “si aparece un brote -de fiebre aftosa- se corta todo”.

Casi 10 mil kilos de carne
Personal policial y agentes del Senasa lograron interceptar en 25 de Mayo el más grande contrabando de carne con destino al sur del río Colorado. Se trata de un cargamento de aproximadamente 9.600 kilogramos de carne vacuna, entre costillares y menudencias, que era transportado oculto en un camión que procedía de la provincia de Buenos Aires con destino a la localidad rionegrina de Cipolletti.
Fuentes de la Barrera Sanitaria de 25 de Mayo dijeron anoche a este diario que el camión llegó el domingo a la madrugada al puesto caminero local con una supuesta carga de materiales de construcción. Los agentes comenzaron a inspeccionar la mercadería y en tanques para agua descubrieron numerosas cajas de carne vacuna.
Según informaron los mismos voceros la carga ilegal era de unos 9.600 kilos. Cuando abrieron las cajas constataron que se trataba de carne vacuna, parte con hueso (costillares), que alcanzaban alrededor de 7.300 kilos, pero también achuras, principalmente mollejas y chinchulines, de acuerdo al informe recabado.
En los últimos meses se incautaron miles de kilos de carne de contrabando, en medio de la fuerte disputa de las provincias de La Pampa y Río Negro por la barrera sanitaria al sur del río Colorado.

Compartir