La Fepamco y LyF llegaron a acuerdo

AUMENTO DEL 20%

Las cooperativas prestadoras del servicio eléctrico y los trabajadores de Luz y Fuerza arribaron ayer a un acuerdo salarial y dieron por finalizada la paritaria del año en su primera parte con un incremento del 20% en los sueldos de los trabajadores.
Luego de varios encuentros, las cooperativas nucleadas en Fepamco cerraron el acuerdo con los paritarios gremiales y acordaron que en julio se aplicará una cláusula gatillo si los números de la inflación superan la expectativa y además una suma fija retroactiva al mes de marzo.
Sin apartarse en lo general de lo acordado por el gobierno de la provincia con los estatales, camino que han seguido en los últimos años, ayer por la mañana se cerró el acuerdo y ahora llega la etapa burocrática del papeleo y la homologación por parte de la autoridad competente. Mientras tanto, las cooperativas ya han acordado con la Administración Provincial de Energía un encuentro para el próximo mes de mayo para evaluar los números y discutir eventuales ajustes tarifarios que permitan a las entidades afrontar los costos operativos.
Fepamco y LyF habían acordado salarios hasta febrero y en marzo comenzaron los encuentros, los primeros sin acuerdo pero con posiciones cercanas. Ayer cerraron con una suma fija de 2.000 pesos para marzo y un 20% pagadero en cuatro etapas, la primera en abril del 10%, la segunda en mayo con un 2%, junio un 3% y agosto el 5% restante.

Cláusula.
En julio, de ser necesario se aplicará la cláusula gatillo que equipare el incremento al porcentual de inflación a esa altura del año. Desde ambos sectores y de acuerdo a cómo se han dado los últimos meses, estiman que la variabilidad puede ser escasa.
Ambas partes sellaron el acuerdo hasta noviembre y pactaron para ese mes un nuevo encuentro.
Desde Fepamco se respondió, al confirmar el acuerdo, que las cooperativas percibirán con las facturas que los usuarios pagarán en mayo el último incremento tarifario. Se trata del aplicado en marzo, en este caso por el gobierno nacional a través de los distribuidores mayoristas y con el consiguiente incremento de VAD (valor agregado por distribución) que le corresponde a las cooperativas.
“En mayo entonces nos vamos a juntar con la gente de APE, ya con todos los números en la mano, para analizar y decidir si hace falta un retoque a la tarifa para poder afrontar esta nueva realidad salarial”, se indicó.