La oposición dispuesta a debatir la emisión de deuda para desarrollo

DEUDA PARA INVERSIONES E INFRAESTRUCTURA: ENTRE LA CAUTELA Y EL ENTUSIASMO

Cautelosa fue la reflexión de Ricardo Consiglio cuando se le consultó sobre la posibilidad que la provincia pueda emitir un bono para apuntar al crecimiento económico, para la concreción de diversas obras, como podría ser construir doble vía en algunas rutas, o la segunda parte de la obra de los daneses para paliar inundaciones en el norte provincial, entre otras.
“Sería la primera vez, y sería algo que habría que estudiar muy bien. Me sorprende, pero no tanto, porque le he dicho a algún otro diputado que (Carlos) Verna iba a intentar contraer alguna deuda. No es fácil para analizarlo rápidamente”, le dijo Consiglio a Radio Noticias.
El jefe de la bancada del Frepam agregó que lo veía al gobernador “nervioso, sin plata, como atado. Sobre ese tema lo que digo es que primero hay que analizarlo muy bien, a qué apunta, cuánto sería, a qué plazo, si tiene que ser para inversiones que a la provincia le den dividendos; porque de ningún modo puede ser endeudarse para pagar cuentas. Para gastos corrientes no”, resaltó.
De todos modos indicó: “No digo que no, pero tampoco digo sí. Lo tomo con mucha cautela, y haría un profundo estudio. Habrá que esperar si se hacen reuniones, y se dan charlas de ida y vuelta para conocer bien a qué apunta. No abramos una puerta que después no podamos cerrar”, completó.

Bruno, de acuerdo.
Por su parte su par, el diputado radical Carlos Bruno se mostró “totalmente de acuerdo” en “sentarnos a hablar. En principio me parece bien, y casi diría que Verna está dejando de ser un político común para convertirse en estadista”, elogió sin reservas.
“Alguna vez nos dijeron de colocar una turbina que finalmente nunca se instaló; después nos hablaron de que el sol iba a salir por el oeste (Tapera de Avendaño), y pasó lo mismo… Por eso lo que estoy diciendo es que tenemos que pensar un programa de gobierno y de provincia pensando en las próximas generaciones y no para ganar las próximas elecciones”, dijo Bruno.
Adelantó que era su decisión personal, y “no la del partido, o la del bloque de diputados. Pero siempre hemos sostenido que son necesarias políticas de Estado para conseguir un desarrollo armónico”.

Con prudencia.
El legislador sí consideró que “debe haber una amplia convocatoria a todos los sectores, para que toda la comunidad se sienta partícipe. Es verdad que los cambios generan temores, y si hablamos de que sería un hecho inédito para la provincia es natural que haya que avanzar con mucha prudencia”, pidió.
Señaló que “es obvio que debe ser para obras que disfruten las próximas generaciones”, porque “a nadie se le ocurriría que algo así puede ser para gastos corrientes o para pagar sueldos. Si fuera para eso claro que estaría totalmente descartado”, enfatizó.
Bruno fue más allá y señaló que “también Santa Rosa necesita tomar deuda a largo plazo, porque hay algunas obras que no se pueden hacer de otra manera, como las cloacas que son de 1938”, cerró.

¿Franco no está enterado?
Alguna vez el ministro Ernesto Franco se encargó de aclarar los límites de su tarea al frente de la cartera de “Hacienda, no de Economía” haciendo así una distinción entre la tarea de manejar los recursos y los gastos y la de programar la economía como un plan político a mediano y largo plazo.
Tal vez por la adhesión a ultranza a este papel meramente administrativo, al ser consultado por Radio Noticias, el ministro Ernesto Franco dijo desconocer que la posibilidad de tomar deuda para financiar emprendimientos productivos y de infraestructura esté siendo estudiado en su ministerio o en otras carteras. Es cierto que no hay un papel oficial que lo diga, pero de allí a negar que se estudie políticamente hay una distancia.
Resulta difícil creer que nada sepa del tema pues las fuentes consultadas coinciden en que está siendo tratado al más alto nivel provincial y ya ha sido analizado con actores de la economía y la producción provincial. Más aún, se sabe que un alto funcionario provincial ha mantenido contacto con una entidad de la provincia que cuenta con fondos para colocar, para preguntar si existiría interés en invertir en La Pampa.
Resultaría sorprendente que Franco sea dejado de lado en el diseño de una política que cambiaría de plano las reglas de juego “administrativistas” que ha caracterizado a las sucesivas administraciones de la Hacienda provincial en los últimas tres décadas largas y apostaría a cambiar el paradigma de un supuesto “orden” en las cuentas que, al cabo, ha dado resultado bien magros.
No obstante Franco admitió que la palabra deuda figura en la agenda del gobierno y que se está pensando en un acuerdo con la oposición llegado el caso: “El gobernador Carlos Verna pudo haber citado obras de infraestructura de envergadura por lo que puede llegarse a un endeudamiento y además significa un consenso muy grande con la oposición debido a que se necesita de la mayoría de la Cámara de Diputados”, reconoció.