“La Pampa, a la vanguardia”

QUIEREN CREAR UNA AGENCIA PARA TRABAJAR SOBRE GROOMING

Grooming Argentina, la organización que desde el 2014 lucha contra el acoso sexual virtual contra niños y niñas, desembarcó ayer en Santa Rosa con la intención de fundar en la provincia una agencia para trabajar en la problemática.
El director de la ONG, Hernán Navarro, junto a la coordinadora de referentes, Sabrina Rodríguez, mantuvieron ayer una serie de reuniones con legisladores y funcionarios y por la tarde, en el Hotel Calfucurá, brindaron una conferencia de prensa para detallar sus intenciones en La Pampa.
Invitados por el diputado del Partido Justicialista, Jorge Lezcano, los referentes de GA señalaron que “la provincia está la vanguardia porque ha manifestado su interés por la problemática que afecta a niños, niñas y adolescentes de todo el país”.
El Grooming (palabra que viene del inglés, del verbo groom, que significa acicalar o preparar el terreno) define a una serie de conductas y acciones deliberadamente emprendidas por un adulto por medio de redes sociales o tecnológicos con el objetivo de ganarse la amistad de un menor de edad y poder abusar sexualmente de él.
“Esta es una problemática que debe ser abordada de forma integral y nuestra organización tiene un rol preventivo que tiene que ver con el buen uso de las tecnologías de la información y la comunicación, el uso responsable y adecuado. Hay que empezar educando a los pibes desde el seno de cada familia para que detecten cuáles son las conductas saludables y cuáles no”, dijo Navarro a LA ARENA.

Micaela.
El caso más reciente de Grooming que conmocionó al país y sobre todo a la ciudad de Bahía Blanca es el de Micaela Ortega, una nena de 12 años que desapareció el 23 de abril de este año y cuyo cuerpo fue hallado sin vida un mes después, el 29 de mayo. Estaba maniatada con signos de haber sido asesinada, en un monte de la localidad de Ingeniero White.
El día que se fue de su casa, la niña dejó una carta donde le decía a su madre que había “tomado la decisión” de irse con una “amiga de White” a quien nadie en su círculo íntimo conocía. La familia nunca creyó la versión de Micaela y sospechaba que la niña estaba en poder de algún mayor que pudo haberla engañado a través de alguna de las cuatro cuentas que tenía en Facebook. Finalmente, los pesquisas dieron con Jonathan Luna, de 26 años, a quien llegaron tras rastrearlo por las comunicaciones. El muchacho confesó el crimen.

Compartir