La Pampa contestó a demanda

FONDO DEL CONURBANO

de Buenos Aires en la Corte
Es por la inconstitucionalidad que planteó Buenos Aires al artículo que limita el Fondo del Conurbano. En 2016, un habitante de Buenos Aires recibió 8.850 pesos anuales en subsidios de Nación; el resto del país, $5.100 por habitante.
El gobernador de La Pampa, Carlos Verna, presentó ayer a la Corte Suprema de Justicia de la Nación la contestación a la demanda de la provincia de Buenos Aires en la que ésta solicitó declarar “inconstitucional” el tope de 650 millones anuales que fija la Ley del Impuesto a las Ganancias. La Pampa rechazó en forma categórica el planteo de Buenos Aires. Advirtió de accederse “implicaría un despojo a las provincias de cuantiosos recursos coparticipables”.
La respuesta de La Pampa se concretó a través del escrito que el fiscal de Estado de la Provincia, José Alejandro Vanini, y el procurador General de Rentas, Hernán Pérez Araujo, presentaron en la Corte Suprema de Justicia de la Nación en la mañana de ayer.
La pretensión de Buenos Aires es que se suspenda la aplicación del tope de los 650 millones que rige actualmente, lo que dejaría al resto de las provincias sin participación alguna en el excedente de recaudación del impuesto que prevé la ley 20.628.
“Esta situación implicaría que se despoje a las provincias de cuantiosos recursos coparticipables que se distribuyen a partir del Fondo de Reparación Histórica del conurbano bonaerense, y que las provincias que conforman el sistema federal necesitan para consagrar su autonomía política, económica y financiera”, explicó Pérez Araujo luego de concretada la presentació.
El procurador General de Rentas recordó que “mientras la provincia de Buenos Aires peticiona por los fondos que se le detraen por vía del articulado de la Ley de Ganancias, el Gobierno Nacional, de manera discrecional, le gira cantidades excesivas de subsidios en comparación con las provincias restantes, sumas estas que son mucho mayor a lo dejado de percibir como consecuencia de la mentada ley”.
Este hecho elimina la discriminación sostenida por la provincia de Buenos Aires y constituye un menoscabo del federalismo en desmedro de las restante provincias. A modo ilustrativo, mientras que para el año 2016 cada uno de los habitantes del área metropolitana de Buenos Aires (AMBA) y la provincia de Buenos Aires recibieron, en promedio, unos 8.850 pesos en subsidios del Gobierno Nacional, quienes viven en el resto del país, recibieron en promedio de 5.100 pesos por el mismo concepto.
La provincia de la Pampa ha cumplido con la obligación legal de contestar la demanda iniciada por Buenos Aires, pero en paralelo ha promovido el reclamo, ante esta misma Corte, solicitando la declaración de inconstitucionalidad en su totalidad del artículo 104 de la ley de Ganancias, lo que beneficia también a las restantes provincias al incrementarse la masa de fondos que se coparticiparán.