La Pampa solo recibió 117 casas para todo 2017

HISTORICA DISCRIMINACION

La gerenta de Planificación y Adjudicación del Instituto Provincial Autárquico de la Vivienda (IPAV), Melina Delú, afirmó que en lo que va de la gestión del presidente Mauricio Macri solo se aprobaron cuatro proyectos de viviendas sociales para La Pampa, los cuales suman solo 117 viviendas distribuidas en cuatro localidades. Como contrapartida, la también candidata a diputada nacional por el Partido Justicialista informó que existe una demanda que ronda las 14 mil viviendas, según los registros del organismo.
“En este momento estamos en ejecución en algunas localidades, no en todas, de proyectos que vienen de la gestión anterior en Nación. En algunas localidades estamos más próximos a la entrega y en otras falta la infraestructura. Respecto a proyectos nuevos, que tienen que ver con la gestión actual, en este año y medio nos aprobaron solo cuatro proyectos, que ya salieron a licitación y están próximas a iniciarse las obras. Esto comprende 117 viviendas para toda La Pampa”, afirmó.
-¿Hay mucha demanda de viviendas?
-Tenemos una demanda cada vez más creciente, porque el IPAV tiene como metodología que el padrón de inscriptos está abierto todo el año. En otras provincias, se abre la inscripción solo cuando hay proyectos. La demanda está llegando a 14 mil inscriptos. En Santa Rosa solamente son 4.914 inscriptos y 2.473 en General Pico. La demanda comenzó a crecer sostenidamente con el cambio del Código Civil, que estableció que a los 18 años se da la mayoría de edad y no a los 21 como antes. Ahora, a los 18, muchos jóvenes tienen su núcleo familiar armado o hay madres solas, que se inscriben para recibir una vivienda.
-¿No es preocupante tener tan poca oferta de viviendas ante una demanda creciente?
-Hay proyectos presentados en Nación. Estamos esperando que nos comuniquen si nos los otorgan o no. No sabemos si tienen presupuesto para darnos cupo en lo que queda del año, pero nos preocupa y nos ocupa, sobre todo al presidente del IPAV y a los gerentes en general. Preocupa no solo por lo habitacional, sino porque si se terminan estos proyectos en ejecución, quedará mano de obra desocupada y no tenemos más proyectos para seguir la cadena. Ese desocupado no consume en su pueblo, tampoco se compran materiales. Estamos preocupados por los cupos que nos puedan asignar respecto del Presupuesto 2018, porque 118 millones de pesos es nada.
-¿Por qué tan pocos proyectos para La Pampa?
-Por ahí apuntan a otro tipo de construcción y no solo a la vivienda social en sí. Quizá apuntalan el tema de que las personas soliciten créditos hipotecarios, pero con los ingresos en La Pampa es imposible que un asalariado pueda acceder a un crédito para la vivienda. Ellos consideran, para el nuevo cupo de viviendas, que solo puede acceder a una vivienda social, el grupo familiar que no supere los 20 mil pesos de ingresos. Los que estamos en el área de Vivienda creemos que no solo compone la demanda de una vivienda ese ítem, sino más variables. Para eso están los institutos de Vivienda que evalúan un montón de situaciones. Por ejemplo, una familia que gane 25 mil pesos, pero tienen seis chicos para mantener, con lo que sale la canasta básica, es imposible que pueda afrontar un crédito hipotecario.
La funcionaria recordó que desde 2007 en adelante, el IPAV se acostumbró a un ritmo de construcción de viviendas que alcanzaba las dos mil por año. En total, la funcionaria recordó que entre aquel año y el 2015 se construyeron 11 mil soluciones habitacionales. “Así y todo tenemos una gran demanda”, afirmó.