La Pampa tendrá una ley penal para menores

DIPUTADOS

El gobierno provincial está avanzando en la elaboración de una ley para la creación de un nuevo procedimiento penal juvenil. Concretamente el gobernador Carlos Verna le dio vía libre al presidente de la bancada del PJ en la Cámara de Diputados, Espartaco Marín, para ir hacia un cambio de paradigma respecto al procedimiento: “Significa reconocer derechos y entender que no le podemos dar el mismo trato que un adulto y encima hoy tienen menos garantías que un adulto”, dijo el legislador justicialista.
Cabe recordar que la semana anterior fue el vicegobernador Mariano Fernández, quien alertó sobre que los menores tenían “menos derechos que un criminal”, al considerar que no hay un sistema claro con respecto a menores que se ven involucrados en delitos penales”.

Iniciativa consensuada.
En diálogo con LA ARENA Espartaco Marín adelantó que está trabajando en el tema, y se realizan consultas a diferentes especialistas y funcionarios provinciales “para que el proyecto logre ser lo más consensuado posible entre aquellos que lo deben llevar a la práctica”.
El jefe del bloque del PJ dijo que “un régimen de estas características es una deuda pendiente en La Pampa y es necesario adecuarlo a nuevos principios de protección integral fijados por tratados y convenciones internacionales para abandonar el viejo régimen tutelar que fue redactado durante el último proceso militar”.

Otro paradigma.
Marín sostuvo que el cambio significaría “reconocer derechos y entender que no le podemos dar el mismo trato que un adulto y encima hoy tienen menos garantías que un adulto. Un adolescente o un niño es mucho más vulnerable a una situación social o familiar y, si el delito no es grave, bajo la tutela de profesionales adecuados y bajo un buen sistema procesal tiene más posibilidades de volver a encausarse”.
Amplió diciendo que “el borrador de la norma establece principalmente cumplir con la especialidad del fuero encargado de intervenir durante todo el proceso. Además, entre otras cosas, el juez podrá imponer al menor condiciones para mantener su libertad como retornar al estudio, aprender un oficio, realizar tareas comunitarias o participar de actividades en clubes deportivos y un sistema de libertad asistida. También podrá obligarlo a someterse al tratamiento para superar el consumo de sustancias ilegales y a evitar al trato con determinadas personas o asistencia a lugares que le puedan ser de mala influencia”.

Más organismos.
El proyecto en el que se está trabajando apunta a “crear fiscalías, jueces de control y de audiencias y defensores penales, todos ellos especializados en materia de niñez y adolescencia que van a estar necesariamente preparadas para trabajar en este tipo de casos y que van a actuar en las etapas de investigación, juicio oral y plenario. Se va a separar la materia penal de los Juzgados de Familia, que hoy tienen un cúmulo de trabajo”.

Otras iniciativas.
Marín reconoció además que se consideró el proyecto que la actual ministra de Desarrollo Social, Fernanda Alonso, había presentado durante su mandato como diputada provincial. “Nos comunicamos con ella y vamos a contar con su opinión porque estimamos que puede resultar muy valiosa”.
La consulta también incluyó a Juan Pablo Meaca, Defensor de los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes de la provincia, “que nos ha orientado muchísimo en el desarrollo del proyecto. Esperamos producir una norma útil. Cuando se trata de niños y jóvenes el sistema penal sólo debe actuar como última instancia cuando todo lo demás falla. Es necesario no perder de vista que los verdaderos ámbitos de contención y los que aportan procesos formativos de la persona son la familia, las instituciones educativas y los clubes deportivos”.