La Pampa tiene 70 geriátricos

HUBO ACTIVIDADES POR LA TOMA DE CONCIENCIA DEL ABUSO A LA VEJEZ

Bajo el lema “Por una vida libre de discriminaciones, desafiemos nuestros prejuicios”, el ministerio de Desarrollo Social de la provincia adhirió a la campaña nacional por el buen trato hacia las personas mayores.
En el marco de la implementación de la quinta Campaña Nacional de Buen Trato hacia las Personas Mayores, con el lema “Por una vida libre de discriminaciones… Desafiemos nuestros prejuicios”, el ministerio de Desarrollo Social adhirió a la misma, promoviendo acciones. La presentaron el subsecretario de Niñez, Adolescencia y Familia, Juan Pablo Bonino y la directora de Adultos Mayores, Silvia González.
El 15 de junio es el Día de toma de conciencia del abuso a la vejez y hasta hoy se desarrollan acciones en ese sentido. González precisó que se trabaja en los municipios “para abordar las formas de resolver los conflictos de abusos o maltrato y eliminar los prejuicios. Una de las principales problemáticas es el abuso intrafamiliar, hay un porcentaje alto de adultos mayores que sufren algún tipo de maltrato dentro de la familia y a veces se da por la sobrecarga de quienes los cuidan en una situación de dependencia”.

Geriátricos.
En la provincia hay aproximadamente 70 geriátricos y se está en una etapa de diagnóstico. “A nivel internacional, se llaman residencias de larga estadía para adultos mayores; hay una gran cantidad de instituciones que están en proceso de habilitación y cada municipio está trabajando para que se resuelvan estas situaciones”, aseveró la directora.
Respecto a las habilitadas, están siendo fiscalizadas a través de los equipos municipales, con la coordinación de los profesionales de la Dirección de Adultos Mayores. La idea del diagnóstico es conocer cuántos geriátricos habilitados hay, cuántas camas disponibles, cuántos varones, cuántas mujeres; datos estadísticos que se están elaborando.
González dijo que siempre se presentan situaciones complejas, “a través de Defensorías o denuncias, donde los municipios nos piden colaboración; y justamente el abuso y maltrato en la vejez es lo más invisible, porque no denuncian y menos a un familiar”.
Refiriéndose al abuso financiero, González señaló que se trata de prevención. “Sabemos que es otro aspecto muy cotidiano en la vida de los mayores, donde no saben lo que cobran y no eligen en qué gastarlo tampoco”, describió.

Pocas denuncias.
La funcionaria consideró muy importante la red de apoyo y contención que tenga la persona mayor, “cuando es en una residencia, generalmente hay personas que están mirando esto. La sensibilización es comunitaria para que todos sepamos lo que perjudican y vulnerabilizan a las personas de edad”.
Por su parte, Bonino expresó que “el adulto mayor es la franja etaria que menos denuncia, porque generalmente a quien denuncia es un pariente cercano. Si todos hiciéramos una introspección de cómo tratamos a nuestros adultos mayores, veremos que a veces con la mejor voluntad, no respetamos sus derechos ni cumplimos sus deseos”.
Finalmente, señaló que hay abusos muy graves, “que se pueden comprobar con una visita médica, o en situaciones donde no les suministran la medicación, o por no llevarlos a los controles, entre otras cosas”.

Compartir