La vecina Ester Reinoso volvió a tener agua

Tras el artículo publicado por LA ARENA, después de tres meses, Ester Reinoso volvió a tener agua en su casa. La mujer, que vive en una modesta vivienda del barrio Fonavi 42, sufrió la rotura de la conexión del líquido elemento que le impedía contar con este servicio en el interior de su morada. Llamó numerosas veces al área de Obras Públicas y de Hidráulica pero, en ningún momento, contó con el arreglo del problema.
No obstante, y pasadas las 11 de ayer, el agua volvió a salir de las canillas internas. Desde ese momento, empezó a hacer una vida normal. "Entre el viernes y hoy (por ayer) una cuadrilla de Obras Públicas llegó hasta mi casa para arreglar la situación y reestablecer la conexión", informó. Y agregó: "Vino el capataz de esta Dirección, y los empleados, trajeron caños, mangueras y todos los elementos por lo que hoy (por ayer) desde las 11 volví a tener agua fría y caliente en mi casa".
Desde hace casi cien días, Reinoso no pasó su mejor momento. Vivía como podía. En la actualidad, tiene a su cargo a su hijo y su nieto, ambos menores de edad.
En la casa de Wilde 55, soportaron el alto calor insistiendo, numerosas veces, a la Dirección de Obras Públicas e Hidráulica. Sin embargo, la labor municipal no se conjugó para solucionarle el problema. "Estoy desesperada, hace tres meses que no tengo agua y no sigo hablando porque me pongo a llorar", sostuvo, durante la primera entrevista con este diario. Por ejemplo, para bañarse utilizaba dos baldes de 20 litros y para tomar, hasta ese momento, gastó más de mil pesos en agua tratada. "La situación me desborda, espero una respuesta urgente, porque estoy viviendo al límite", dijo Reinoso.