Larrañaga y Verna cerraron el acuerdo

EL INTENDENTE SANTARROSEÑO Y EL SENADOR PIQUENSE SE REUNIERON EN SECRETO

El acuerdo entre ambos dirigentes fue publicado en La Arena hace un mes. Ahora se reunieron y definieron los alcances de la unión. La mayoría son obras que Jorge no le quiso dar a Santa Rosa, dicen en la intendencia.
El intendente santarroseño Luis Larrañaga se reunió con el candidato a gobernador de la Plural, Carlos Verna, y quedó confirmado que será su postulante para un nuevo período en la capital provincial. Fuentes a prueba de desmentidas le confirmaron a este diario que el encuentro entre Larrañaga y el senador se realizó la semana anterior en General Pico, y que el pacto consistiría en cinco puntos que Verna se habría comprometido a respetar para que el intendente desarrolle distintas obras en Santa Rosa en su próximo mandato.
Aún cuando hay algunos otros dirigentes -Lisandro Ranocchia y Javier Schlegel- que vienen realizando campaña para posicionarse de cara a una futura elección por la capital provincial, Verna se afirmaría en encuestas que hoy ubican a Larrañaga por encima de aquellos eventuales aspirantes para decidirse.
De esta manera el actual senador y ex gobernador sigue captando intendentes en distintos puntos, situación que lo posicionaría de cara a una eventual interna, si tuviera que afrontarla.

Movida inteligente.
Por estas horas se conoció que el gobernador Oscar Mario Jorge se habría decidido por Fabián Bruna, para que sea el candidato de Compromiso Peronista y para sucederlo.
Precisamente uno de los fundamentos que Jorge esgrimiría para que Bruna sea su alter ego, pensando en la gobernación, tiene que ver con la buena relación que el secretario de Asuntos Municipales -desde su cargo- mantendría con la mayoría de los jefes comunales. Fueron justamente ellos los que empezaron a darle forma a la postulación del funcionario jorgista, que le ganó la pulseada a Ariel Rauschenberger, y también a otros potenciales pretendientes como pudieron haber sido el ministro Raúl Ortiz, u otros jefes comunales como Facundo Sola y Ariel Rojas.
Pero, a pesar de esas aceitadas relaciones con distintos municipios, el vernismo ha sido inteligente en seducir a jefes comunales. Ya captó a los intendentes de las dos principales ciudades de la provincia, y también de otros importantes puntos de la provincia.

Antes Rainone, ahora Larrañaga.
Juan José Rainone fue el primero que se alistó con Carlos Verna. Llegó a la intendencia piquense luego de la imprevista renuncia de Jorge Tebes. Luego el senador aprovechó los roces que se producían entre Jorge y Larrañaga en el seno de Compromiso y el descontento del jefe comunal capitalino hacia el gobernador a quien consideraba desatento a las necesidades de la ciudad más grande de la provincia.
En ese contexto, el vernista ex ministro de Economía Ernesto Franco y Pablo Larrañaga, hermano del intendente iniciaron contactos a fines del año pasado. En esas reuniones se hizo evidente que Verna tenía más predisposición para cumplir las expectativas de Larrañaga que Jorge había defraudado. Asi fue que el santarroseño le presentó una lista de cinco puntos que Verna prometió cumplir en el transcurso de su mandato.

Obras.
Con ese borrador aceptado por ambos, la semana pasada se encontraron en General Pico y allí se firmó: Verna repitió sus promesas de obras y Larrañaga se volvió conforme.
Si Verna gana la gobernación y él es reelecto en la intendencia, la provincia construirá la nueva terminal de omnibus de Santa Rosa, una obra que se cansó de pedirle a Jorge y nunca se la dio, de acuerdo a la queja del entorno de Larrañaga.
También habrá plata para licitar la nueva red de cloacas para el colapsado centro santarroseño y para poner en funcionamiento todos los pozos del acuífero y hacer las perforaciones que se necesitan para paliar las crisis provocadas por el corte del Acueducto.
Por último también Verna enviará un millón por mes a la comuna capitalina para gastos de funcionamiento y se comprometió a gestionar en el Ministerio de Planificación la postergada obra de desagües pluviales de la calle Santa Cruz que tantos problemas de anegamientos provoca en la zona norte santarroseña.

“Es la persona indicada”, dijo Ortiz.
Tal como el gobernador Oscar Jorge se lo adelantó en las últimas horas al líder de Convergencia, Rubén Marín, Fabián Bruna es el hombre elegido por la oficialista Compromiso Peronista para disputarle la candidatura a gobernador por el justicialismo al senador Carlos Verna.
Ayer, otro de los que en algún momento sonó como candidateable, el ministro de Bienestar Social, Raúl Ortiz, hizo público su abierto respaldo a la figura del actual secretario de Asuntos Municipales. “Bruna es una muy buena opción que tenemos los pampeanos. Hace muchos años que trabajo con Fabián y me llena de satisfacción y de orgullo”, dijo en diálogo con el periodista Daniel Lucchelli, de Radio Nacional Santa Rosa.
Ortíz aseguró que desde hace tiempo venía diciendo que la línea interna justicialista que lidera Jorge debía presentar la mejor opción. En ese sentido, afirmó que Bruna es alguien que representa la continuidad del trabajo del actual gobernador, que conoce su proyecto político y que por lo tanto es “la persona indicada”.
“Personalmente me llena de alegría y vamos a trabajar muy intensamente para que sea el próximo gobernador de La Pampa”, concluyó.
Ayer, este diario reveló que Jorge, durante una charla con el ex gobernador Rubén Marín, había anticipado al histórico dirigente y actual presidente del PJ, que Compromiso Peronista llevaría como candidato a Fabián Bruna.
En las últimas semanas, cuando las huestes jorgistas se reunieron para definir el nombre, la figura del funcionario que maneja la relación con los municipios fue el que mayor consenso obtuvo, relegando en la elección a los intendentes Ariel Rojas (Toay) y Facundo Sola (Realicó) y al ministro Coordinador Ariel Rauschenberger.

Un candidato naranja.
Un ocasional visitante del depósito de encomiendas de la Terminal de Omnibus local fue testigo de un pequeño incidente que tiene connotaciones políticas, desconocidas en el medio. En momentos en que era maniobrado un gran paquete, éste se precipitó al piso rompiéndose su envoltorio y dejando a la luz su contenido: miles de folletos color naranja con la leyenda “Presidente Scioli; Intendente Larrañaga”.
El testigo, confiable por cierto, le dijo a LA ARENA que lo acontecido tenía al menos dos semanas de producido, lapso en el cual no vio por las calles de la ciudad esa propaganda política. Sí se puede ver en algunas esquinas céntricas cartelería naranja con la palabra “Presidente”, en obvia alusión al gobernador bonaerense Daniel Scioli, que tiene ese color como distintivo.
El posicionamiento del jefe comunal de cara a la interna nacional del peronismo, o del Frente para la Victoria, está vinculado a lo que ocurre con el PJ en la provincia. Larrañaga, ha pospuesto por algunas semanas todo contacto público con la prensa, a la espera de que se resuelva su futuro ligado a Carlos Verna, luego de romper con Compromiso Peronista.

Marín regresa hoy de Buenos Aires.
Esta tarde estaría regresando de Buenos Aires el presidente del PJ pampeano, Rubén Marín. De acuerdo a lo conversado con el gobernador Jorge el martes pasado, tendría que realizarse la reunión entre ambos y aunque queda por definir fecha y hora, se descuenta que será durante el fin de semana.
El martes, telefónicamente Jorge se contactó con Marín y además de plantearle el encuentro (demorado, lo que generó el disgusto del ex gobernador) le informó que ya había resuelto que Fabián Bruna, actual secretario de Asuntos Municipales, era el elegido para confrontar a Carlos Verna en unas eventuales internas en julio,
Marín viajó a la metrópolis para un chequeo médico y, según sus colaboradores, estará de nuevo en la capital pampeana en la última hora de hoy. Se estima que, tal como quedaron a comienzos de la semana, Marín se comunique con el mandatario pampeano y determinen la fecha, hora y lugar del encuentro.
La reunión se producirá luego que el marinismo hiciera público un acuerdo con la Plural, entendimiento que se encargaron de remarcar no es reciente, que se remonta a algunos años, concretamente desde el momento en que el senador le propuso a Marín, en un congreso realizado en General Pico, que siguiera al frente del Consejo Provincial del PJ.
Mientras el jorgismo se resiste a dar como cierto el entendimiento Verna-Marín, tanto plurales como convergentes apuntan a que durante el encuentro del jefe partidario con el gobernador, Marín intente persuadirlo de que se debe evitar la interna y confeccionar una lista de unidad.