Le devuelven cuchillo robado

CON NOTA DE DISCULPA

“Señor Walter le quiero pedir disculpa por el momento que le hice pasar. Vi su nota en el diario y le juro que me puse en su lugar y me di cuenta del gran valor sentimental que ese cuchillo tiene para usted y el gran error que cometí”. Así comienza la carta que le escribió un desconocido al director del diario El Diario, junto con la cual entregó el cuchillo que dos días antes le había robado de su casa.
“Estaba trabajando cuando mi mujer me avisó que habían dejado el cuchillo en el patio de casa. Lo dejaron envuelto en una servilleta azul con una carta adentro de una bolsa de la feria de ciencias de San Luis. Esto me desconcertó, porque lo más difícil es ponerse en los zapatos del otro. Se ve que indudablemente debe ser alguien que debe tener un recuerdo de su padre y eso lo debe haber conmovido. No me lo esperaba”, dijo Walter Goñi al cierre de esta edición.
“Estoy sin trabajo y soy de familia numerosa y eso me llevó a hacer lo que hice. Yo perdí a mi padre y por un momento estuve de su lado. No se justifica con nada lo que hice. Me hubiera gustado entregárselo en persona pero también se el momento de enojo y angustia que usted está pasando y quiero que sepa que de este lado de la vía las autoridades se han olvidado, quiero que tenga en cuenta que solo fue por necesidad. Le pido mil disculpas por el horrible momento que tubo (sic) que pasar”, cerró la esquela.

El cuchillo Arbolito.
En su edición de ayer este diario dio a conocer el robo del que fue víctima el periodista durante la noche del domingo y el descargo que el damnificado hizo su perfil de Facebook por que las cosas que le robaron tenían un valor afectivo.
“Se ve que el que ingresó anoche a casa quería hacernos un daño más sentimental que económico: atesorados en mi mente y mi corazón quedará aquel cuchillo Arbolito de mi querido viejo que una vez ganó por montar un potro cuanto tenía apenas 14 años, por el que se le caían las babas a mis hermanos más grandes, pero que me lo regaló -casi como una despedida- cuando su salud no daba para más. Imposible de olvidar: él parado en la puerta de la pieza y yo con el bolso en la mano por venirme a Santa Rosa.” escribió el periodista. Además del cuchillo, el desconocido robó algunas pertenencias de poco valor material que no fueron devueltas Goñi quién tampoco las había denunciado.