“Le quita 180 millones a La Pampa”

El senador Carlos Verna cargó nuevamente contra la nueva ley nacional de hidrocarburos que impulsa la presidenta Cristina Fernández, y que se va a tratar en el Congreso, y afirmó que “los topes máximos para las regalías que pretende imponer el proyecto significarán un perjuicio para La Pampa de, cómo mínimo, 180 millones de pesos por año, de los cuales 45 millones ingresarán de menos en las arcas municipales, ya que se tratan de recursos coparticipables”.
En un comunicado, el legislador indicó que la aprobación de la iniciativa “significará para los pampeanos un grave perjuicio económico y un claro avasallamiento a nuestros derechos constitucionales, reconocidos por la Reforma Constitucional del año 1994”. Y aseguró que “en contraposición, busca beneficiar sobremanera a los grandes grupos económicos que hoy explotan los yacimientos petroleros y que aportarán mucho menos dinero que hasta ahora”.
Verna indicó que la normativa “pretende avasallar en forma absoluta los derechos de las provincias sobre sus recursos hidrocarburíferos, ya que declara la aplicabilidad en forma directa de la Ley Nacional 17319, quitando así facultades propias que la Provincia de La Pampa ostenta a partir de la reforma de la Constitución de 1994”. Además, dijo que “busca disimular la ineficiencia y torpeza en la planificación y ejecución de la política energética nacional, transformando un país superavitario en materia energética a un país deficitario”.
En cuanto a La Pampa, afirmó que hay concesiones como Medanito Sur que aportarán hasta el 41% de regalías y “a contramano, el gobierno nacional pretende ponerles un techo del 15%, colocando como únicos beneficiados a los grandes grupos económicos, actuales titulares de los contratos de concesión”.
Verna explicó que “La Pampa perderá su facultad de fijar la política petrolera provincial como ocurre actualmente”, y que los ingresos que reciben el gobierno provincial y los municipios se reducirán “drásticamente”.
Y, finalmente, aseguró que la ley “implica una colisión con la legislación dictada en La Pampa, en especial la Ley Provincial de Hidrocarburos 2675, y por ende, elimina la prioridad que la misma le otorga a Pampetrol en su objetivo de participar en la renta petrolera a favor de los pampeanos, ya que la Ley 2675 le otorga una participación del 20 % en los nuevos contratos”.