Llovió poco pero se anegó mucho

LA ARENA realizó ayer un recorrido por los barrios que siempre resultan afectados por la caída de agua. La calle Santa Cruz quedó completamente inundada y repleta de basura. Además hubo pérdida cloacales y problemas con el tránsito.
La lluvia volvió a afectar al barrio Zona Oeste Quintas, sobre la calle Santa Cruz de Santa Rosa. También a Zona Norte. LA ARENA realizó ayer un recorrido por diferentes sectores de esta ciudad donde comprobó que en determinados sectores la lluvia caída durante gran parte del día volvió a inundar calles, veredas y complicó el tránsito de peatones y vehículos.
Uno de los barrios más afectados fue el Zona Oeste Quintas, un lugar perjudicado de manera frecuente ante la caída de agua por lo que los vecinos encabezaron numerosas concentraciones para pedir por mejoras aunque, hasta el momento, no obtuvieron respuestas del municipio.
La calle Santa Cruz (entre Maipú y Antártida Argentina) estuvo completamente tapada de agua. Se pudo observar a niños, jóvenes y hasta familias cruzar descalzos por la arteria. Otros vecinos saltaban o decidían mojarse los pies por completo.
Basura, ladrillos, pastos, ramas, restos de neumáticos y de bolsas de plástico se pudieron ver, sobre todo, en las esquinas donde se juntó la mayor cantidad de agua. Esa calle es una de las más afectadas cada vez que llueve como así también las veredas y los frentes de las viviendas.
La esquina de Maipú y Gobernador Duval (calle de tierra), en cercanías del ex Molino Werner, también estuvo completamente inundada y convertida en un lodazal.
Una de las esquinas más perjudicadas también fue la de Stieben y Santa Cruz. Este sector quedó tapado de agua lo que hizo imposible el tránsito por el lugar.

Agua en los barrios.
Días atrás, vecinos del barrio Zona Oeste Quintas se congregaron, en la esquina de Santa Cruz y Posta de Yatasto, para reclamar por las constantes pérdidas cloacales registradas sobre la primera arteria como así también por los constantes problemas ocasionados por las inundaciones. Personal del municipio estuvo en el lugar aunque no pudo dar una respuesta concreta. Particularmente, los vecinos prendieron fuego varias gomas y coincidieron que el problema de las pérdidas y de las inundaciones lleva más de 15 años aunque se agudiza cada vez que cae abundante agua en la ciudad.
La última lluvia, de hace aproximadamente mes y medio, dejó a la calle casi imposible de transitar como así también de todos los inconvenientes de salud y movilidad que generan para los habitantes del barrio, los derrames de líquidos cloacales.
Tras la lluvia de ayer, otros barrios se vieron afectados como por ejemplo parte del Fitte, Villa Alonso y el centro donde se complicaba el tránsito de peatones y autos debido al agua acumulada.

Cayeron solo 14 milímetros.
Según el Servicio Meteorológico Nacional, ayer se registró una lluvia de 14 milímetros durante la mayor parte del día. Pese a la escasa cantidad de lluvia, varios barrios se vieron afectados por la caída de agua. Hoy, en el comienzo del Día de la Primavera y del Estudiante, hará una temperatura mínima de 10 grados y una máxima de 16 grados con tiempo inestable y con probabilidades de precipitaciones, informó el Servicio Meteorológico Nacional en su página oficial de Internet.
Durante el transcurso del día de hoy (donde no habrá clases en el nivel secundario) están previstas varias actividades por el Día del Estudiante en la capital provincial que dependerán, de manera casi exclusiva, de las condiciones climáticas.
Por su parte, y siempre según los voceros, para mañana está pronosticada una temperatura mínima de 10 grados y una máxima de 14 con tiempo parcialmente nublado e inestable. El miércoles hará una mínima de 10 grados y una máxima de 17 grados.