Lonkos rechazan extranjerización

ADVIERTEN QUE MACRI "FLEXIBILIZO" LA LEY DE TIERRAS RURALES

El Consejo de Lonkos de la Nación Rankel criticó al gobierno de Macri porque los cambios en la ley de tierras rurales generan “un enorme negocio con la entrega de tierras a capitales extranjeros”.
En un escrito firmado por su presidente Pedro Coria, el Consejo de Lonkos de la Nación Rankel cuestionó los cambios por decreto que impulsó el gobierno de Mauricio Macri en la ley de tierras rurales porque así se avanza en “la profundización de la extranjerización de tierras” y se abre “un enorme negociado con la entrega de tierras a capitales imperialistas”.
“Hoy, para uno de esos negocios de entrega del patrimonio nacional, Macri modificó por decreto la ley de tierras rurales del gobierno anterior. Esta ley de Cristina Kirchner fue hipócritamente presentada como limitación a la extranjerización de las tierras, cuando en realidad abría las puertas a la entrega de 24 millones de hectáreas”, se indicó.
Agregó que Macri “flexibilizó la apropiación extranjera, abriendo un enorme negociado con la entrega de tierras a capitales imperialistas, una parte de las cuales son territorios ancestrales originarios, lo que agravará el genocidio silencioso contra nuestros pueblos y naciones, y otras tierras son de pequeños y medianos productores arruinados por las políticas antes de los Kirchner y ahora de Macri”.
El Consejo dijo que se busca “destrabar las inversiones de afuera hasta que se trate un nuevo proyecto. Macri quiere modificar la ley que impulsó Cristina Fernández y que fija el 15 por ciento como límite de toda titularidad de dominio o posesión de tierras rurales en el territorio nacional, provincial y municipal, por parte de extranjeros que permitió que tengamos 30 millones de hectáreas extranjerizadas”.
“El oficialismo ya impulsa un proyecto de ley que busca consensuar con los senadores para no poner límites a la compra de tierras. Desde el macrismo afirman que si los extranjeros llegan a comprar más del 15 por ciento verán la forma de limitar la venta. Desde qué porcentaje van a empezar a regular la venta de tierras, después que compren el 15 por ciento, el 30 ó el 70 del país”, se preguntaron.
“El decreto macrista pone reparos a otro punto central de la ley que sancionó el kirchnerismo en la que advierte que los titulares extranjeros no pueden adquirir más de 1.000 hectáreas cada uno, o su equivalente en la zona núcleo, que es la más productiva, y está delimitada en el norte bonaerense, el sudeste de Córdoba y el sur de Santa Fe”, señalaron. Además, indicaron que se presiona a las provincias para que en los próximos 30 días definan esas equivalencias, en alusión a los límites de hectáreas que se pueden adquirir en cada distrito”.

Extrema preocupación.
“Ante este panorama de entrega de tierras argentinas a manos extranjeras, la Nación Rankel ve con extrema preocupación la venta de los recursos naturales o bienes comunes que se encuentren dentro de esas hectáreas que serán entregadas a capitales internacionales. El claro ejemplo es la posesión de tierras en el sur argentino en manos del amigo del presidente, George Lewis o del magnate Benetton, quienes sin respetar leyes ni fallos jurídicos han alambrado lagos y ríos, coartando el acceso a los cauces hídricos a nuestros hermanos y pobladores locales”, afirmó el Consejo.
“El Estado tiene una deuda histórica con los Pueblos y Naciones Originarias, relacionada principalmente con la restitución de tierras y territorios. Ante semejante entrega por parte del gobierno macrista, donde grandes cantidades de hectáreas pasarán a manos extranjeras, solo nos cabe una pregunta: si se vende la mayor parte de tierras del país, a quién le vamos a reclamar tierras aptas y suficientes para las comunidades, tendremos que hablar con los Benetton, los Lewis, los árabes, los Suizos y españoles acá en La Pampa”.

Compartir