Marcha atrás de Nación con el cierre de ramales ferroviarios

POR EL RECLAMO DE ZILIOTTO

“Me comprometo en trabajar en una nueva redacción para hacer un nuevo decreto que elimine el párrafo que genera preocupación de cerrar ramales”. Ese fue el compromiso que el diputado nacional por La Pampa, Sergio Ziliotto, le arrancó al jefe de Gabinete de Ministros de la Nación, Marcos Peña, durante la visita que este último realizó al Congreso. El legislador pampeano le había planteado un fuerte reclamo por la anulación del decreto presidencial cuyo objetivo es clausurar ramales en forma definitiva y levantar la infraestructura ferroviaria.
Ziliotto utilizó su tiempo en la jornada de la víspera para manifestarle a Peña su más profundo desagrado por la falta de consideración del Ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, por no asistir a Comisión de Obras Públicas de la Cámara de Diputados, a pesar de las dos invitaciones que le cursaron. La intención de Ziliotto y sus pares era conocer las motivaciones y alcances del decreto 652 de este año, vinculado a la política ferroviaria.

Gravedad.
El pampeano consideró que el articulado del decreto, más allá que Dietrich dijera por nota que no había sido su intención el cierre de ramales, era de una inusitada gravedad, puesto que abría la puerta para la destrucción total y definitiva de los ferrocarriles. “El artículo dice textualmente ‘cerrar ramales ferroviarios en forma definitiva y levantar la infraestructura ferroviaria’, no hay otra interpretación, pero más grave es que este decreto nace de un supuesto falso, ya que el Presidente de la Nación no tiene ninguna facultad para delegar al ministro este tipo de tareas”, planteó Ziliotto.
“Se está invocando el decreto 10300 del año 1965, que a su vez es aclaratorio de una ley de la dictadura del año 1957 que en ningún momento habla de cerrar ramales en forma definitiva, y a su vez va a contramano de los que dice la Constitución Nacional. Si uno analiza el artículo 99, donde están las competencias del PEN, no habla absolutamente nada de este tema. Sí, está incluido claramente en las competencias del Congreso Nacional, en el artículo 75 inciso 18. Más aún, en el año 2015, este congreso dicto la Ley 27132, que establece de interés público nacional el desarrollo y el fomento de la reactivación de todos los servicios ferroviarios”, añadió.
Tras la explicación, el diputado le pidió a Peña que anulara el decreto.

Urbanización.
El funcionario nacional negó que la Casa Rosada tuviera la intención de desguazar el sistema ferroviario y cerrar ramales. Dijo en cambio que la iniciativa presidencial apuntaba a la urbanización en terrenos ferroviarios en distintos lugares, particularmente en el caso de Fraga o la Villa 31 en Capital como de todos los accesos ferroviarios en Santa Fe y en Rosario, como dos ejemplos distintos.
Finalmente, luego de fijar posición respecto a si el Presidente tenía o no facultades para dictar el decreto, anticipó que iba a revisar la medida. “Me comprometo en trabajar en una nueva redacción para hacer un nuevo decreto que elimine el párrafo que genera preocupación de cerrar ramales, etcétera, y para darle claridad al instrumento legal, no solo para este gobierno, sino en general, para cualquier gobierno”, concluyó.