Marín propone nueva ley penal juvenil

"ES UNA REFORMA MUY IMPORTANTE QUE LA PROVINCIA TIENE PENDIENTE HACE TIEMPO"

“Hay que abandonar la idea de un castigo y hacer foco en la reinserción social del adolescente”, dijo el diputado Marín sobre el proyecto que plantea un nuevo régimen penal juvenil en La Pampa.
El diputado y jefe del bloque del PJ, Espartaco Marín, presentó un proyecto de ley que propone la creación de un nuevo Régimen Penal Juvenil en La Pampa, apuntando a “la reinserción social del adolescente” y adaptando a la provincia a los compromisos que estableció el país en materia de Derechos Humanos.
“Se trata de una reforma muy importante que la provincia tiene pendiente hace tiempo y donde necesitamos dejar atrás una norma totalmente anacrónica como la ley 1270 que plantea un régimen tutelar que ha sido muy criticado y que casi la totalidad de las provincias ya han abandonado”, aseguró el legislador.
Siguiendo en ese sentido, agregó que es necesario evitar que el joven caiga en el sistema penal, pero si en última instancia ingresa no debe salir peor de lo que entró. Por eso hay que abandonar la idea de un castigo y hacer foco en la reinserción social del adolescente; que mientras cumpla una sanción pueda reparar el daño que provocó cuando es posible, realice actividades comunitarias, pueda estudiar y aprender un oficio”.
El proyecto, según Marín, será analizado con otras iniciativas como la presentada por la ex diputada Fernanda Alonso. “Nuestro gobierno tiene la firme decisión de poner en discusión esta reforma con todos los actores involucrados, por eso aportamos esta iniciativa para ayudar a fortalecer la mejor ley que podamos debatir y sancionar. De lo contrario estaremos postergando una solución de fondo con respuestas de forma, en términos futbolísticos: pateamos la pelota para adelante”.
La iniciativa “crea órganos especializados en niñez y adolescencia en del sistema penal, pero refuncionalizando cargos ya que entendemos la realidad presupuestaria provincial. El fiscal, el defensor y el juez que llevan adelante el proceso deben estar especialmente capacitados en materia de niñez y adolescencia. Para eso le vamos a dar la competencia que hoy es del juzgado de Familia”, explicó.

Acción reparativa.
Además, dijo que “está previsto el derecho de los adolescentes de ser oídos y que su opinión sea tenida en cuenta. Especialmente para participar activamente en cada etapa del proceso, comprender las consecuencias que su conducta ha producido sobre las víctimas y ofrecer propuestas para mediar en la conflictividad que su accionar produjo y acciones reparativas del daño ocasionado”.
El diputado destacó que “se ha previsto la participación de las organizaciones no gubernamentales en el proceso penal juvenil para lograr un compromiso y participación de la sociedad para lograr soluciones a la infracción que comete el joven, su consecuencia y la salida social de reinserción, como proceso colectivo complejo que implica la participación de todos los actores”.
“Es necesario un nuevo procedimiento penal juvenil, que se adapte a los nuevos compromisos que estableció el país en materia de Derechos Humanos, con la adhesión a la Convención sobre los Derechos del Niño y demás instrumentos internacionales”, cerró Marín.

Compartir