“Más que reincidencia, hoy se da la reiteración delictiva”

El procurador afirmó que “todos demuestran gran preocupación por la justicia, pero hace cuatro años que no se contemplan los pedidos del Ministerio Público”. Dijo que solo debe hablarse reincidencia cuando existen condenas firmes.
El procurador de la provincia Mario Bongianino advirtió que la falta de personal en fiscalías y defensorías genera preocupación porque se afecta directamente el servicio de justicia y cuestionó al gobierno y a los diputados provinciales, advirtiendo que los pedidos realizados por el Ministerio Público “no fueron contemplados desde hace cuatro años hasta el momento”.
“Todos demuestran gran preocupación por la justicia, pero los pedidos del Ministerio no fueron contemplados desde hace cuatro años hasta el momento. Los diputados están preocupados por la seguridad y la justicia, pero eso no se traduce en los hechos, porque no se asignan cargos para fiscalías, defensorías, sobre todo civiles, y asesorías de menores”.
Siguiendo en esa línea, se mostró “absolutamente” preocupado porque la situación se repite en Santa Rosa y otras sedes del Ministerio Público, en fiscalías y defensorías civiles, sobre todo, que carecen de recursos necesario para las tareas, y hoy “se obtienen resultados por el esfuerzo del personal” porque sino no podría garantizarse el servicio de justicia.
Agregó que “tenemos menos recursos humanos de lo que tenía el sistema anterior del Código Procesal (que tiene cuatro años de vigencia) para realizar una tarea similar o superior, considerando que los fiscales tienen la carga probatoria y la responsabilidad de seguir la investigación hasta la finalización del proceso”.
Con la reforma del Código Procesal, el sistema judicial penal en La Pampa tiene mayor celeridad en los proceso y según Bongianino, entrevistado en el programa “La parte y el todo” de CPEtv, ya no se observa prescripciones de causas, “pese a la falencia de personal”.
– ¿Es necesario reordenar la cantidad de personal de la justicia o tomar más gente?
– Uno de los pretextos para no hacer ingresar más personal es que subsisten hoy los dos sistemas, el residual y el nuevo, donde el 98 por ciento ocupa la carga del trabajo en investigación, pero en juicio eso no es tan notorio porque la Cámara del Crimen todavía tiene juicios por hacer, y muchos importantes.

Reincidencia.
El procurador también fue consultado sobre la reincidencia delictiva, que preocupa a la sociedad y en muchas ocasiones genera malestar ante la evidente reiteración de información en los medios sobre personas que cometen delitos como una cuestión cotidiana de su accionar, con varios ingresos a las comisarías y no están detenidas.
“Los presupuestos para imponer la preventiva son peligro de fuga y la obstaculización de la justicia, cuando hablamos de reincidencia nos referimos a condenas firmes, pero lo que sí existe hoy es reiteración delictiva, cometiendo hechos en un lapso breve de tiempo”, señaló Bongianino.
Por otro lado, el funcionario explicó que esa reiteración de hechos delictivos de algunas personas, que puede verse en las páginas de los diarios locales, “es un elemento que el fiscal tiene en cuenta y puede vincularlo en el expediente judicial con el peligro de obstaculizar el proceso”, avanzando en la prisión preventiva.
– En la sociedad, hay una frase que dice que los delincuentes entran por una puerta y salen por la otra. ¿Es una realidad?
– Hay varios condimentos, pero hay que tener en cuenta que veníamos de un Código que no se adecuaba a los mandatos constitucionales sino que privaba de libertad a los ciudadanos sin cumplimentarse ciertos requisitos constitucionales. Eran códigos surgidos de modelos autoritarios, aplicando en forma casi indiscriminada la prisión preventiva a gente que no sabíamos si habían cometido delitos, cuando el encarcelamiento como condena se da a partir de un juicio oral y público. La preventiva se da cuando se comprueba una posible fuga u obstaculización del proceso.