Megaestadio: se terminó el plazo a Inarco de 420 días

La diputada Claudia Giorgis (Frepam) dijo que “es muy grave el perjuicio” que la obra del Megaestadio genera para la sociedad pampeana, y advirtió que se le otorgó a Inarco un plazo de 420 días que caducó ayer, por lo que el gobierno debería accionar contra la empresa.
“Es muy grave el perjuicio que esta obra a medio hacer le produce a la sociedad, por todo lo que representa, lo advertíamos desde hace tiempo. Pero también es un signo de madurez y de calidad democrática bregar por la transparencia de la función pública”, dijo Giorgis, que además advirtió que analizarán en la Sala Acusadora de Juicio Político contra el ministro Jorge Varela las declaraciones del ex gobernador Rubén Marín.
Puntualmente, Marín dijo a LA ARENA que “no sé por qué esa empresa sigue teniendo la obra y si las obras públicas que se le concedió (a Inarco) eran para que pudiera enfrentar lo del Megaestadio”, que se inició durante la gestión del ahora senador Carlos Verna, quien hasta el momento solo muestra silencio sobre el tema.
Justamente hoy vence el plazo que la Sala Acusadora le dio a Varela para que formule su descargo, ante la acusación de presunto incumplimiento de los deberes de funcionario público que promovió el fiscal de Investigaciones Administrativas, Juan Carlos Carola.
“Se le otorgaron 420 días más a la empresa que nos debe el Megaestadio; ya pasaron y no terminó la obra, así que el gobierno tiene que accionar con la Ley de Obras Públicas en mano”, dijo Giorgis, agregando que “deberían haber levantado el acta de paralización para no seguir causando perjuicio al Estado”.
Agregó que el gobierno debió haber actuado con la ley en la mano “como lo hace con el resto de las empresas que hacen obra pública donde hay dos opciones: o las terminan o las renuncian” y advirtió que es “insólito” que no se aclare por qué se permite seguir en la obra a una empresa que estuvo más tiempo con la obra paralizada que en actividad -de 86 meses lleva 23 trabajados y 63 paralizados-.

Qué se controló.
La diputada Giorgis, según se desprende del expediente de la Fiscalía de Investigaciones Administrativas, indicó que el gobierno pagó en 13 meses unos 350 mil pesos a valores de 2010 un inspector externo, aunque “lo curioso es que la documentación demuestra que el profesional solo controló como los operarios pintaban los hierros con pintura epoxi”.
“Sin hacer ningún juicio de valor en desmedro de este profesional del medio, deducimos que si contratábamos a un chapista o pintor podía hacer el trabajo y por supuesto cualquier empleado o inspector de obras públicas del gobierno lo podría haber hecho sin costo alguno”, aseguró la legisladora.

Lo que se perdió.
A grandes rasgos, la diputada también se animó a calcular cuánto se perdió de ganar el gobierno provincial por la paralización de la obra. “Si contamos un espectáculo deportivo o cultural por mes durante 4 años estamos en aproximadamente 30.000.000 de pesos que la Provincia dejó de recaudar sólo por entradas”, indicó Giorgis, manifestando que “la inacción tiene un costo económico”.