Mendoza piensa ahorrar agua, pero no para La Pampa

Toda el agua que Mendoza ahorre con las obras para impermeabilización y recuperación de caudales, será para ampliar las áreas bajo riego del río Atuel, nada con destino a La Pampa. Así lo aseguró el Departamento General de Irrigación al informar de las primeras reuniones para elaborar un Gran Acuerdo del Agua de la Cuenca del Río Atuel.
En los últimos días de agosto se realizó en General Alvear el primer Consejo Asesor de Cuenca de la zona del Atuel, encuentro convocado por el Departamento General de Irrigación y que, de acuerdo al parte de prensa, contó con la presencia de representantes de los sectores productivos de la zona. El encuentro fue presidido por el titular de Irrigación, José Luis Alvarez.
Como conclusión de la reunión, los presentes acordaron articular el Gran Acuerdo del Agua para la Cuenca y trabajar en torno a tres ejes principales: Plan Estratégico Agua 2020, Desarrollo Socioeconómico de la región y Balance Hídrico.
Tras esta primera reunión, las partes comenzarán a trabajar en el Gran Acuerdo del Agua para la cuenca del río Atuel. Este texto establecerá los principios que deberán regir el agua en dicha cuenca.

Oasis.
Según destacó Álvarez, los Consejos Asesores de Cuenca permiten “aprovechar, de forma eficiente, el recurso hídrico para que nos permita ampliar el oasis, lo que se traduce en generar empleo y más desarrollo para Mendoza”. Según el funcionario, sólo el 2,5 por ciento de la provincia de Mendoza está irrigada. “No nos podemos dar el lujo de vivir en un desierto tan grande y no ser eficientes y responsables con el recurso hídrico”, reflexionó.
Las declaraciones fueron difundidas por el área de prensa del DGI mendocino. En ningún momento mencionan que parte del agua que se recupere tenga a La Pampa como destino, como dicen los funcionarios cuyanos en las reuniones que tienen lugar en las oficinas de la Jefatura del Gabinete de la Nación, con Juan Manuel Abal Medina como interlocutor de las partes.
José Luis Alvarez es el mismo funcionario que semanas atrás dijo que Mendoza debía sincerarse y reconocer que no ha cumplido con la interprovincialidad del río Atuel que determinó la Corte Suprema de Justicia de la Nación. Esas palabras generaron un gran revuelo y atizaron varios cortes de ruta que hubo entre General Alvear y San Rafael entre los últimos días de julio y los primeros de agosto. Desde entonces, el funcionario tomó distancia de sus dichos y no volvió a mencionar el tema.

Obras.
La puesta en marcha de los Consejos Asesores de Cuenca fue anunciada por el gobernador, Francisco Pérez, en su discurso realizado en la apertura de sesiones en la Legislatura el pasado 1 de mayo. Allí consideró que los mismos constituyen “una herramienta para alcanzar mayor eficiencia en la distribución del recurso hídrico y definirá las obras a realizar para lograr el gran objetivo de eficiencia para el crecimiento”.
“Este Consejo -añadió Alvarez- incide en la planificación, uso eficiente del agua y en cada una de las acciones que vamos a ir tomando desde Irrigación, desde la definición de las obras que vamos a tener que realizar y en la eficiencia de cada uno de los usos”.

Un funcionario nacional recorrerá el cauce pampeano del Atuel
El martes 11 arribará a Santa Rosa un consultor del Programa de Servicios Agropecuarios Provinciales (Prosap), quien junto a funcionarios de la Secretaría de Recursos Hídricos de la provincia recorrerá el cauce pampeano del Atuel y la zona de La Puntilla. El funcionario en cuestión es el ingeniero Juan Pablo Acuña, de esa dependencia del Ministerio de Agricultura Ganadería, Pesca y Alimentación de la Nación, que entre otras finalidades tiene competencia en el financiamiento de emprendimientos productivos bajo riego.
En este caso, el interés provincial tiene que ver con La Puntilla, sobre la que existen estudios de factibilidad para el desarrollo agropecuario de la zona.
El titular de Recursos Hídricos, Néstor Lastiri, además de confirmar la visita del consultor Acuña, indicó que el miércoles 12 harán una recorrida por todo el cauce del río Atuel para conocer sus características y el nivel de correntía existente.
La llegada de Acuña había sido anunciada hace tres semanas y estaba prevista inicialmente para el 29 de agosto, pero razones de agenda del representante del Prospap obligaron su postergación. “El martes 11 llegará a nuestra ciudad en un vuelo regular y al día siguiente estaremos haciendo la recorrida”, puntualizó Lastiri.
El Prosap es el organismo que interviene ante organismos de crédito internacional para conseguir los fondos con destino a emprendimientos agrícolas y esta constatación servirá para la actualización de los costos previstos en los proyectos de riego en La Puntilla.
Las autoridades provinciales depositan sus expectativas en la dinamización de las gestiones para dar con los recursos demandados por la puesta en cultivo de una vasta extensión de suelo pampeano hoy desertizado por la ausencia del curso fluvial debido al corte que se le realiza en Mendoza.
Esta instancia potencia el perfil negociador puesto de manifiesto por la administración del gobernador Oscar Mario Jorge, quien bajo la cobertura nacional de la Jefatura de Gabinete, apuesta a llegar a un entendimiento con su par mendocino que destrabe el convenio suscrito por ambos estados provinciales en 2008, con el aval de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, por el cual se garantizaba a La Pampa el escurrimiento del Atuel.
En las últimas semanas, en medio de la presión de sectores del propio oficialismo, la oposición y organizaciones no gubernamentales que piden iniciar una demanda contra Mendoza, el gobierno provincial ha comenzado a particularizar algunas acciones en conjunto con la provincia vecina para el aprovechamiento del agua del Atuel. Básicamente, se apunta a la renovación del sistema de canalización mendocino y la construcción de uno de 120 kilómetros que comunique a Carmensa con el límite con La Pampa, trabajos que demandarían 500 millones de pesos, los que mayoritariamente deberían ser provistos por el gobierno central.