Midieron el caudal de ingreso del Atuel

DIEZ METROS CUBICOS POR SEGUNDO

Funcionarios de la Secretaría de Recursos Hídricos, de Fiscalía de Estado y de la Escribanía General de Gobierno, realizaron un relevamiento del ingreso de agua del Río Atuel a la provincia de La Pampa. El caudal que está entrando desde hace no muchos días es de 10 metros cúbicos por segundo y presenta una salinidad superior a la esperada.
Participaron del aforo en el Puente de los Vinchuqueros -a poca distancia que el cauce del Atuel empieza a discurrir en territorio pampeano- el director de Política Hídrica del gobierno pampeano, Gastón Buss, el escribano de Gobierno, Martín Elall, y en representación de la Fiscalía del Estado, Ángel Otiñano. Merced a las mediciones realizadas por el personal técnicos de Recursos Hídricos, el escribano Elall constató un ingreso de agua de diez metros cúbicos por segundo, con una salinidad superior a la normal.
“Por la situación en la que nos encontramos, hacemos una medición para ver justamente cuánta agua es la que está entrando”, señaló el director Buss al explicar el motivo del viaje.
El escribano Elall comentó que fue el secretario de Recursos Hídricos, Javier Schlegel, quien le requirió que se haga presente en el puente y en dos parajes de la zona con el motivo de “verificar y dejar constancia del nivel de agua, hacer las medidas correspondientes (los datos técnicos) y que todo esto quede volcado en una escritura pública”.

Puestos inundados.
Tras la medición bajo el puente, la comitiva se trasladó al puesto “El Cañaveral de Zabala”, donde constató los estragos causados por el desborde del agua de su curso natural. En el lugar, uno de los productores expresó: “no tengo campo… no puedo tener ningún animal, si está todo bajo agua”.
Por último, la comisión técnica se dirigió al puesto “El Paramillo”, 70 kilómetros al sur, donde el productor Mario Pereyra perdió dos casas en anteriores crecidas; “Si el agua sube un metro más me llega a esta casa también”, se quejó.

Sin aviso.
La crecida se dio en forma abrupta, intempestiva y sin aviso”, reclamó el miércoles en una conferencia de prensa el secretario de Recursos Hídricos pampeano, Javier Schlegel. El origen de la crecida está en el dique de Rincón del Indio, en provincia de Mendoza, donde se han abierto dos compuertas que liberan el caudal que ahora llega a La Pampa.
La queja de los funcionarios pampeanos apuntó, una vez más, a la falta de solidaridad de la provincia de Mendoza, que largó el agua sin avisar a La Pampa y sin preocuparse por las consecuencias de este hecho. “No permitió prever ningún tipo de medida hacia los puesteros y a las personas que sufren condiciones severas”, explicó.
“Se inundaron corrales o las propias viviendas, en ocho años no corrió este caudal y hoy lo tenemos de golpe en esta situación, en la cual no sabemos si se mantendrá o no. Mendoza debe comunicar estas cuestiones para que podamos tomar medidas”, enfatizó el secretario pampeano.