Motos en el “corredor de la muerte”

La Municipalidad de Santa Rosa compactó en la mañana de ayer un total de 97 autos y 700 motocicletas en el predio que el municipio tiene en el Parque Industrial. Los vehículos habían sido secuestrados en operativos de tránsito y algunos llevaban varios años en el corralón municipal.
La jueza de faltas, Ivana Cajigal, estuvo en el lugar donde se efectuó la compactación y en diálogo con periodistas de Radio Noticias contó que “todos los vehículos compactados fueron secuestrados en operativos de tránsito”.
Respecto al porqué de las compactaciones, la jueza de faltas explicó que “es el destino final que se le dan a estos bienes porque han pasado por lo menos seis meses, o algunos más de un año y otros inclusive varios años, desde que se encuentran secuestrados en el corralón municipal sin que el titular se haya acercado al juzgado de faltas a pedir la restitución del mismo”. El director de Tránsito, Víctor Riera, también estuvo presente durante el tiempo que las máquinas se encontraban trabajando.
Según indicó Cajigal, una vez compactados los vehículos, la ordenanza prevé “la subasta pública del material compactado. En este momento hemos oficiado al Colegio de Martilleros, para que sortee el profesional que va a proceder a realizar la subasta pública de la chatarra”. Estos trabajos de compactación ya se habían realizado en ocasiones anteriores.

A la compactadora
Uno de los autos que estaba en el corralón municipal y que ayer fue reducido a un “paquete” de hierros. La máquina “achica” los vehículos a un cuadrado de chatarra y lo hace en poco tiempo, por eso es posible reducir a cientos durante una sola jornada, tal como sucedió ayer en el corralón municipal del Parque Industrial.