“Necesitamos obras urgentes”

VECINOS PRESENTARON PLAN EN EL CONCEJO DELIBERANTE

La Banca del Vecino del Concejo Deliberante de Santa Rosa fue ocupada ayer por el reclamo de un grupo de vecinos autoconvocados de los barrios Malvinas Argentinas, Villa Germinal, Obreros de la Construcción, Villa Parque, El Faro y Las Camelias, quienes expusieron la problemática que viven tras las inundaciones y pidieron una solución “urgente”.
Durante la sesión del cuerpo deliberativo, los vecinos propusieron un plan de obras “que no requieren más de 20 días de estudio, 40 o 50 días de ejecución, con equipos comunes del municipio o Vialidad y si hay emergencia hídrica declarada, se pueden tomar las decisiones y ejecutarse”, dijo Gustavo Fábregas ante los concejales.
También expuso Raúl Camerlinckx, quien se quejó por la falta de respuesta del intendente Leandro Altolaguirre, al que acusó de “dar mensajes descalificadores hacia los vecinos” y agregó que “si las pérdidas de agua, las calles de tierra o asfaltadas deterioradas e inundadas fueran un banco o dieran petróleo, no tardarían tanto tiempo en arreglarlas”.
Este grupo de vecinos realiza desde hace tiempo sus asambleas los jueves por la tarde frente al municipio para pedir una respuesta, por los problemas generados por las inundaciones, las roturas de las redes de agua potable y de cloacas. Ayer, propusieron un plan de obras, y advirtieron que la situación del Bajo Giuliani es “irresoluble”.
Fábregas se quejó porque apenas pudieron exponer la problemática por cinco minutos y no les prestaron el proyector: “Traíamos un esquema de plan de obra, nos dicen que están trabajando en un plan de mitigación, que consiste en el mantenimiento de calles y el Plan Director, lleva 16 meses de estudios, pero nosotros necesitamos obras urgentes”.
El plan, dijo, apunta “a cambiar un concepto equivocado, que aplican los técnicos del municipio y la Provincia, al no respetar las leyes de la naturaleza. La llanura no tiene energía horizontal para trasladar el agua, cuando la traes del Malvinas a Germinal tenés dos problemas: De Germinal a laguna, hay un problema y de ahí al Giuliani, hay otro. En la llanura la energía es vertical. El agua o se evapora o se filtra. Por lo tanto, hay que desparramarla, no juntarla”.

Irresoluble.
Siguiendo en ese sentido, el ingeniero destacó que “las obras de mitigación, se deben hacer aguas arriba, no aguas abajo. Si ponemos una bomba de un millón de litros en la laguna Don Tomás, no le hace nada a eso, porque estamos aguas abajo y el problema del Bajo Giuliani es irresoluble”.
“Si nosotros detenemos los excedentes hídricos aguas arriba, se pueden distribuir de otra manera y aliviar a los vecinos que están aguas abajo. Por ejemplo, para todo Malvinas, Las Artes, Obreros de la Construcción, Germinal, que es una subcuenca que se extiende hasta el campo de la Universidad, proponemos expropiar el campo que está en ruta 35 e Ignacio García y hacer un gran embalse ahí, que detiene las aguas arriba y además, es agua dulce”, dijo. “Se podría hacer un emprendimiento cooperativo con una huerta bajo riego y solucionamos varios problemas a la vez”, agregó.