No emiten Tarjetas Alimentarias desde julio

POBRES LOS POBRES

Desde el mes de julio la empresa Mastercard no está imprimiendo los plásticos correspondientes a las Tarjetas Alimentarias que entregan los municipios, tanto de la provincia como del resto del país. Se trata de un aporte económico mensual, destinado a la compra de alimentos para familias en situación de riesgo social y nutricional. Tal como se la promociona en nuestra provincia, su finalidad es mejorar el aporte calórico proteico, fomentar hábitos alimentarios saludables y potenciar las competencias de las personas para mejorar su calidad de vida y la de su familia.
El plástico no solo se utiliza para paliar situaciones de indigencia sino para ayudar a las personas que deben realizar dietas especiales por problemas de salud puntuales, ya que lograr una alimentación acorde a su patología suele tener un alto costo.

Tres meses.
“Mastercard es la emisora de las tarjetas, la misma que emite los plásticos a los bancos. Ellos avisaron en junio que en julio iban a tener problemas con las nuevas tarjetas alimentarias, porque tienen dos máquinas para todo el país y una de ellas está parada porque no le llega un repuesto de Francia”, explicó una fuente del municipio local.
Desde que comenzó el problema, que ya lleva tres meses, solo están llegando las renovaciones y los reemplazos por extravíos, pero no se elaboran nuevas tarjetas. Las fuentes consultadas aseguraron que no es “un gran problema” pero que se están acumulando los casos de nuevos beneficiarios que llevan semanas esperando que les llegue la tarjeta alimentaria.

Plazos vencidos.
Lo habitual, explicaron las fuentes de la municipalidad santarroseña, era que la comuna le generaba la tarjeta al beneficiario y en un plazo de 30 días éste la recibía. “Mastercard se encarga de generar los plásticos con la información que los municipios y las provincias les pasan. Desde julio no se emiten nuevas tarjetas, por lo tanto no llegan. Es cierto que estábamos todos avisados, pero ya hay casos de personas que hicieron el trámite y están con los plazos vencidos”, explicó la fuente.

Miles de beneficiarios.
De acuerdo a los registros del Programa Pilquén, que depende del Ministerio de Desarrollo Social de la provincia, el mes pasado las personas que recibieron ayuda a través de la tarjeta alimentaria fueron 17.289, de las cuales 14.062 pertenecen al Programa de Seguridad Alimentaria “El hambre más urgente”; 1.468, a cubrir dietas especiales por “otras patologías”; 1.011 a dietas especiales por obesidad; 227 a refuerzos alimentarios por “patologías especiales”; 214 al programa Focalizado Bajo Peso; 167 a refuerzo alimentario para celíacos; 121 al programa Comer en Familia-ProVida (volver a casa); y 19 al programa Focalizado Embarazadas Bajo Peso.
La tarjeta alimentaria también ofrece ayuda en los días previos al inicio de las clases para la compra de guardapolvos y zapatillas. Bajo ese concepto, este año, en el mes de febrero, fueron asistidas 24.448 personas.

Compartir