“No estuve nunca en ningún acuerdo”

VERNA TOMO JURAMENTO A MOSLARES COMO VOCAL DEL TRIBUNAL DE CUENTAS

El gobernador de la provincia, Carlos Verna, puso en funciones ayer a José Carlos Moslares como vocal del Tribunal de Cuentas de la provincia. El abogado, que ya venía desempeñándose en el organismo, fue designado en el marco de un concurso que llevó adelante el Consejo de la Magistratura, en el cual obtuvo el mayor puntaje entre los matriculados que participaron.
“Los que creyeron que iban a elegir al presidente del Tribunal de Cuentas en un local partidario se equivocaron”, dijo el mandatario provincial al pronunciar un discurso ante los presentes. De la ceremonia participaron el ministro de Gobierno y Justicia, Daniel Pablo Bensusan; el vocal a cargo de la presidencia del TdeC, Francisco García; la vocal subrogante del organismo, Ana Lis Felice; el escribano general de Gobierno, Martín Ellal, personal del organismo, familiares e invitados especiales.
Tras la lectura del Decreto 3300/16, el gobernador tomó juramento a Moslares. Lo actuado fue refrendado por el escribano general de Gobierno, Ellal, quien dio lectura del acta correspondiente para finalizar con la firma de la misma.

Trayectoria.
Verna destacó que la designación del vocal era una acción más de las que se estaban llevando adelante para completar la integración del organismo que se encarga de controlar las cuentas públicas en la provincia.
“El doctor Moslares obtuvo el mayor puntaje entre los abogados, es conocido, tiene una trayectoria dentro de la administración pública, lo hemos designado, ha contado con el apoyo de la casi totalidad de la Cámara y creemos que va a cumplir la función; yo se lo he dicho al personal, nosotros descansamos en este organismo porque esto nos asegura que todos los expedientes que nosotros procesamos, si no han tenido observación del Tribunal, cuando terminamos la función nos podamos ir a casa tranquilos”, dijo.

Presidencia.
El mandatario afirmó que no estaba haciendo otra cosa que cumplir la palabra que dio ante la Cámara de Diputados a principios de este año, en la sesión inaugural. “Dije que íbamos a llamar a concurso y que una vez que se expidiera el Consejo de la Magistratura, yo iba a elegir uno de los integrantes y la presidencia iba a mandar la terna a los bloques de la oposición y eso es lo que hice, lo designé a Moslares como vocal y mandé la terna restante, que es de contadores, a consideración de la oposición”, afirmó.
Explicó que existían discusiones conceptuales respecto a si debería haberse enviado un sólo nombre y conseguir los dos tercios (de los votos) en Diputados, pero aseguró que, en su opinión, lo más transparente era que hubiera pasado por el Consejo de la Magistratura. “También veo que dicen que había un acuerdo previo, yo no estuve nunca en ningún acuerdo previo, los que creyeron que iban a designar al presidente del Tribunal de Cuentas en un local partidario se equivocaron, tiene que pasar por el Consejo de la Magistratura, los bloques de la oposición han expedido su opinión y, esta semana no hay sesión, probablemente la semana que viene elevemos ya a consideración de la Cámara a quién vamos a designar, en este caso, en base a lo que han opinado los diputados de la oposición”, sostuvo.

“Desafío enorme”.
Moslares consideró que le esperaba una “responsabilidad muy grande” y destacó el proceso de designación, donde, opinó, la transparencia quedó a la vista. “El desafío es enorme, por la responsabilidad que tiene el cargo, por el rol que nosotros tenemos en el ámbito como órgano de contralor, en la responsabilidad de velar para quienes controlamos y para quienes ejecutan los gastos, es decir los ciudadanos”, afirmó.
Reiteró que no había excusas para no controlar: “Entendemos que con los recursos que contamos, tanto humanos como informáticos, podemos hacerlo. El control no es infalible, es perfectible” expresó el vocal. Añadió que se buscará que el proceso de ejecución de fondos públicos tenga la transparencia que exige, no solo la gente, sino la Constitución.

Compartir