“No le vendan humo al gobernador”

Este año se extendieron 7.000 permisos de caza. Los cazadores niegan cualquier vinculación con hechos delictivos, y razonan que con esa cantidad muchos debieran haber tenido problemas, y eso no sucede.
“La cacería no es una pantalla para delincuentes”, sostuvo el secretario general del flamante Sindicato Único de Guías de Coto de Caza, Cazadores y Afines, Ariel Arce. El dirigente, quien explicó los alcances de la nueva agrupación gremial, para “defender los principios laborales de la actividad cinegética”, se refirió a la necesidad de proteger los derechos de los trabajadores pampeanos dedicados a la caza.
Arce pidió que “no le vendan humo al gobernador” Carlos Verna, “porque si el gobierno compra que (Juan Carlos) Tierno le da seguridad agarrando a un tipo que anda con un peludo, un chancho o una liebre, está equivocado; no es secuestrando un auto, o una motito en un operativo cerca de un supermercado que va a terminar con la inseguridad. La seguridad pasa por atender los problemas con la droga, y no ocultar la cantidad de robos que finalmente no se dan a conocer. Hay que decirlo, la cacería no es una pantalla para delincuentes, y no queremos el primer tiro al aire y el segundo a la cabina; no es verdad que se usa la cacería para delinquir, y en todo caso hay otros problemas del delito que no pasan por los cazadores. De hecho no hay grandes robos o hechos que involucren a cazadores”.

Legislar bien.
Ariel Arce indicó que en la situación de los furtivos “es responsabilidad del gobierno controlar; y en el caso de que haya quienes cometan infracciones que se actúe con todo el peso de la ley. Para eso están los permisos de caza y las legislaciones… porque tenemos que tener presente que ya tenemos un cazador muerto; una persona que muere por una liebre, que no tenía antecedentes penales… hay que tener mucho cuidado con todo eso”.
El dirigente sindical se quejó de que el ministro Juan Carlos Tierno quiere instituir “una hoja de ruta para controlar a los cazadores. Pretende saber a qué hora sale y vuelve un cazador, por dónde va y viene, sin tener en cuenta que a su vez la caza es una actividad recreativa. ¿Qué quiere lograr con eso?”, se preguntó. “Esa cuestión de la hoja de ruta tiene que ser tratada con mucha delicadeza, y en términos institucionales -agregó-, y considerando los derechos humanos de cada persona, porque el ministro ya ha cometido abusos de autoridad”, recordó.

Desacuerdos.
Arce pidió “poder discutir las disposiciones que se han sugerido en algún momento desde el Ministerio de Seguridad, impulsadas por el ministro Tierno. No estamos de acuerdo con la inscripción de campos para caza de jabalí, porque tiene que ser una especie que debe estar muy controlada, porque es el primer depredador en los campos de nuestra provincia; y está entre los primeros cien del planeta. La creación de una hoja de ruta lo vemos como inconstitucional, y legislativamente vamos a interesar a los diputados porque se trataría de una normativa que generaría problemas importantes para los cazadores”.
El dirigente gremial indicó que hace algunos días hubo una reunión de la Comisión Asesora de Fauna en el Vivero provincial, y que le dijeron “al ministro de Seguridad todas estas cosas, pero cuando empezamos a hablar del cazador que murió en Lonquimay se levantó y se fue. También estaba el subsecretario de la Producción, Alexis Benini, quien sí se mostró dispuesto a escuchar y que iban a considerar lo que le decíamos”.

Sindicato de cazadores.
El Sindicato Único de Guías de Coto de Caza, Cazadores y Afines -el próximo 24 de noviembre hará su primer congreso en la sede de Camioneros-, tiene como secretario general a Ariel Arce; adjunto José Zerda; gremial, José Tocci; de Organización, Claudia Eyheramono; secretario tesorero, Humberto Villalba; de Acción Social, Soledad Soto; vocales Franco Ligaluppi y Héctor Fernández; y también hay delegados de las distintas zonas de la provincia.
“Queremos ser un sindicato amplio y defender los principios laborales de la actividad cinegética; porque hay que tener en cuenta que la temporada de caza es corta”, dijo Arce. Agregó que se da el caso de algunos cotos que se manejan con empresas de fuera de La Pampa e incluso del exterior, y lo que queremos es “darle preeminencia a los trabajadores pampeanos”, concluyó.

Compartir