“No me eligieron para ocupar cargo de juez”, dijo Ziliotto

DIPUTADO DEL PJ ANTE PEDIDO DE EXPULSION A DE VIDO

Los legisladores pampeanos en la Cámara de Diputados de la Nación actuaron de la más diversa manera, en la sesión en que se trató el pedido de separar al ex ministro y actual integrante del cuerpo Julio De Vido. En tanto Francisco Torroba votó por la expulsión, y Gustavo Fernández Mendía estuvo ausente al momento de emitir su opinión, Sergio Ziliotto prefirió abstenerse explicando que no fue electo “para ocupar el cargo de juez”.
El legislador expresó que se le tiró a los diputados “un hierro caliente para resolver lo que debiera hacer la Justicia”. En el caso de Fernández Mendía cabe señalar que las cámaras de televisión lo mostraron, instantes antes de la votación, en los pasillos, pero finalmente no ingresó al recinto a votar.
-Hubo una gran trascendencia por lo que podía suceder en torno al pedido de expulsión de De Vido.
-Es cierto. Uno ve la trascendencia mediática que tuvo y es así, y además después un periodista explicaba que nunca se dio con tanta celeridad la lista de cómo votaron cada uno de los diputados. Desde el mundo mediático se planteaba que iba a ser algo así como una brecha entre honestidad y corrupción.
-¿Cómo tomó usted el tema?
-Fueron doce horas de debate y así uno tiene oportunidad de charlar con diputados de todos los bloques, y lo que me parece es que había incomodidad tal como estaba planteada la situación. Yo había dicho antes que a mí no me eligieron para ocupar el lugar de juez.
-¿Y qué análisis realizó?
-Que al Congreso se le tiró un hierro caliente porque uno de los poderes del Estado no funciona (Poder Judicial). Eso en vez de activar los procesos constitucionales que corresponden para corregir desviaciones que puedan existir, hacer cumplir con las leyes, porque no es cierto que las leyes no estén, aplicar mayor celeridad a las causas y dar una administración a la Justicia porque corresponde.
Porque además en el recinto había muchos diputados que tienen algún tipo de investigación sobre sus espaldas, y nadie puso en duda nada, porque no corresponde. Condenar o absolver es un rol de la Justicia, no de los legisladores.
-Se planteó inhabilidad moral. Es difícil ponderar eso.
-Escuchaba en los debates, incluso en comisión, y hubo 100 parámetros distintos, y así se transforma todo en muy subjetivo. Si queremos fijar un parámetro de inhabilidad para cualquier diputado, vamos a tener uno hoy, otro mañana…
Además como se dieron las cosas puedo decir que si hubiese sido en otro momento quizás se hubiera votado más con la convicción que por la coyuntura o la conveniencia electoral.
-¿Y cómo lo tomó usted?
-Hubo condicionamientos de todo tipo, pero traté siempre de dejar en claro que no tengo elementos para votar sí o no. Me ponen en un rol que no tengo. Votar en uno u otro sentido era tomar partido.
Siempre hay elucubraciones, pero uno tiene que ser coherente con lo que viene haciendo y diciendo. No tengo elementos, ni capacidad para ocupar un rol que la Constitución le dio a la Justicia; no podemos avasallar roles. Además aquí en Buenos Aires a la mañana se imputa, al mediodía se juzga y a la tarde se condena.
-¿Habló con el gobernador Verna sobre cómo iba a actuar?
-No hablamos con Verna de esto. Sí cuando hay intereses que afectan cuestiones de la provincia, en lo institucional, o que tiene que ver con la gestión coordinamos todos los criterios. Pero después está la conciencia de cada legislador, como creo que votaron muchos, quizás no todos.
-Usted señaló que el autor intelectual de la movida en el Congreso fue el temido asesor del gobierno, Durán Barba.
-Cuando arrancó la sesión planteé nuevamente que no podíamos como cuerpo permitir que la agenda la fijara un asesor mediático y electoral de un gobierno que ha planteado hacer desaparecer del debate público el tema de la economía. Nosotros habíamos pedido hace mucho una sesión especial para tratar el tema del endeudamiento, en un debate terrenal y que tenga que ver con las necesidades de la gente; y también el Frente Renovador planteó eliminar IVA a la luz y el gas a familias y Pymes, y tampoco se pudo avanzar con esos temas.

Para Maquieyra, “una vergüenza”
El diputado nacional por La Pampa, Martín Maquieyra, aseguró ayer que “es una vergüenza que no hayamos aprobado la exclusión de (Julio) De Vido” en la Cámara baja, tras el fracaso de la iniciativa impulsada por Cambiemos y el Frente Renovador para excluir al ex ministro kirchnerista del Congreso.
“Es una vergüenza que no hayamos aprobado la exclusión de De Vido, los diputados que votaron en contra siguen fomentando la impunidad. Queremos que los que cometieron actos de corrupción tengan su castigo, estamos cansados de que quienes merecen estar en prisión sientan que pueden hacer lo que quieren y que la Justicia no actúe”, dijo.
Maquieyra fue uno de los legisladores que votó a favor del planteo que llegó de la Casa Rosada en medio de la campaña política y el embate del oficialismo contra el kirchnerismo, en términos mediáticos y judiciales. De Vido está procesado en 5 causas por su gestión en Planificación Federal.
“Fue una gran decepción ver cómo muchos diputados defendieron la corrupción y votaron en contra de la exclusión de De Vido, que es un delincuente. Necesitamos diputados que nos representen como corresponde, que quieran que los criminales dejen de escudarse en cargos públicos y que crean en un país que puede cambiar”, indicó Maquieyra.