No se sabe quién arrolló a Falkestein

Mientras Javier Eduardo Falkestein se recupera en una cama del Hospital Lucio Molas, la persona que lo atropelló el pasado viernes en Ameghino y José Luro, sigue siendo una incógnita. Hasta el momento, la versión policial indica que el muchacho de 29 años se cayó de su Zanella 110 tras realizar una maniobra de sobrepaso y que un vehículo que venía en sentido contrario lo pasó por encima.
El hecho generó preocupación porque Falkestein resultó gravemente herido, tuvo una fractura de cráneo e incluso perdió masa encefálica. Lo más curioso del caso es que aunque el choque se produjo a la tarde y en una de las avenidas más transitadas, el auto no aparece.
“Hay cámaras en la Ameghino, pero no podemos decir dónde están instaladas. Cierto es que no alcanzan a tomar el momento del accidente. Por ese motivo estamos trabajando con el resto de las cámaras cercanas y valiéndonos de las cámaras de videovigilancia privada de los comercios de la zona.”, dijeron en el Centro de Control, Operación y Monitoreo (Cecom).
El fiscal Oscar Cazenave, a cargo de la investigación del caso, tampoco tiene hasta el momento pruebas suficientes que permitan identificar al auto en cuestión. Lo que sí existe es un testigo de identidad reservada, que según los investigadores, aportaría datos sobre las características del auto. Este último dato también es importante: En un escenario tan concurrido y justo en el horario en que los niños salen de las escuelas ¿No hay más que un solo testigo?