“Nos dejaron el municipio sin obras o mal hechas”

GIORGIS DIJO QUE NO CUESTIONO EL INFORME DE LOS GEOLOGOS

“No vamos a discutir un trabajo de geólogos que respetamos sobre las napas, en donde hay coincidencia que a lo largo de los años va creciendo y que el agua del río Colorado contribuye.
“Pero no es el tema que nos ocupa”, afirmó ayer la concejala Claudia Giorgis, luego de las fuertes críticas que le dispensó el geólogo Carlos Camiletti, uno de los tres profesionales contratados por la APA y el CFI para realizar un estudio sobre las napas freáticas en el barrio Butaló y zonas aledañas.
Giorgis, que envió un comunicado a este diario, manifestó que su intención siempre fue denunciar la situación que sufren algunos vecinos del barrio porque Jubete cometió errores graves que produjeron los anegamientos de algunas viviendas con líquidos cloacales. La concejala, junto a personal de la Dirección de Agua y Saneamiento, detectó que dos casas de la calle Las Jarillas, incluidas en la obra de renovación de cloacas, no habían sido conectadas a la red cloacal y estaban vertiendo sus aguas grises en la tierra.
“Cuando comenzaron los trabajos quedó demostrado que, por responsabilidad de la empresa (que hizo la obra nueva hace un año y medio) no estaban conectados. No queremos un Estado bobo, si estos casos son “vicios ocultos” es responsabilidad de la empresa”, sostuvo. Giorgis aseguró que cuando las vecinas se quejaban y cuando ella misma, como concejala, acudió a la empresa a reclamar la situación, desde Jubete aseguraban que el problema era que las napas estaban altas.
Tras constatar que la obra estaba mal hecha, Giorgis aseguró que era necesario discutir si los trabajos para corregir el error debía costearlos la comuna o si debía correr por cuenta de la contratista. “Esto trae aparejado gastos que sí queremos discutir”, manifestó. “Estos casos son muchos en este barrio desde que se hicieron las cloacas nuevas. En este momento estamos pasando el tema a Asesoría Legal, pero, antes que asumiera esta gestión, ya había un expediente sobre un caso. Entonces, el problema no es si hay napa o no. El problema es que no estaban conectados”, insistió.
En el comunicado que enojó a Camiletti, la concejala del Frepam había manifestado: “No vimos las famosas napas que cuesta tanto ‘deprimir’. No solamente no vimos los caños nuevos ni el trabajo de urgencia para el cual se contrató sin licitación la compra de los mismos, sino que además tampoco nos pasó desapercibido en la Perón que no se la vio a la napa en los 3 metros y pico de profundidad en que se trabajó”, disparó.
El geólogo entendió que lo que la concejala estaba poniendo en duda era el trabajo que realizó junto a dos colegas y lanzó una réplica a través de las redes sociales, en las que acusó a Giorgis de hablar sin saber lo que era una napa.

Compartir