Otra polémica con remodelación de teatro

GENERAL ACHA: SE CUESTIONA QUE TENGA UNA SOLA SALIDA DE EMERGENCIA

Los integrantes del Concejo Deliberante de General Acha están preocupados porque el Teatro Padre Buodo estaría próximo a reinaugurarse sin que reúna las condiciones de seguridad exigibles para este tipo de edificio. Es que se anuló la salida de emergencia que estaba en el lateral que da al patio interno del colegio secundario La Inmaculada, y solamente cumplirá esa función la puerta de ingreso y egreso al lugar.
Los ediles mantuvieron una reunión ayer por la mañana con la directora de Obras Públicas de la comuna, Silvia Susana Miño, a los fines de hablar sobre diferentes temas. En la oportunidad, aprovecharon para plantearle la preocupación generada sobre la reapertura del Teatro Buodo en esas condiciones. A su vez, se interiorizaron sobre otros aspectos referidos a ese tema.

Anulación.
La funcionaria comunal dio algunas explicaciones, confirmó que se había anulado la salida de emergencia lateral, y trató de minimizar la situación aduciendo que había un mayor espacio entre líneas de butacas. No obstante, aseguró que se ocuparía y elevaría tales inquietudes al área correspondiente.
Los concejales temen que el Ejecutivo comunal proceda a la reinauguración del Teatro Buodo, sin que se garantice las normas de seguridad edilicia. En ese sentido señalaron que de poco más de 300 se amplió la capacidad a 425 butacas, de modo tal que consideran que debería haber una salida de emergencia más para el caso que se produzcan eventuales siniestros.

Pedidos.
Por otra parte desde el cuerpo deliberativo achense se indicó que la intendenta local, María Julia Arrarás, sigue sin responder los pedidos de informes oportunamente requeridos. Esto se produjo hace más de un mes, cuando se requirió precisiones, entre otros aspectos, sobre los gastos que demandaría la remodelación del Teatro Padre Buodo.
Esa solicitud, además, incluyó un interrogatorio respecto a lo que había sucedido con la licitación privada 11/17 que fue anulada y generó polémica en el municipio. Ambos pedidos ingresaron sobre tablas, y fueron aprobados por mayoría en la sesión ordinaria desarrollada en ese entonces.
Las peticiones fueron promovidas por los bloques de la oposición -integrados por María Laura De Aguirre (PRO), Pablo Miguel Rosa y Andrea Sosa (Partido Justicialista), y Gustavo Gastón Cuello (Frepam)-. Pretendían conocer las modificaciones e inversiones que se efectuaron, y aquellas que estaban previstas concretarse en el salón Padre Buodo.

Respuesta.
Más allá que la jefa comunal aún no ha dado respuestas, en una reunión mantenida con los concejales, el director de Cultura de la municipalidad, Gustavo Ayet, adelantó que ya había remitido al ejecutivo las respuestas respecto a los temas que le conciernen, dando a entender que en todo caso quedarían pendientes las cuestiones ajenas a su responsabilidad.
Las inquietudes planteadas en ese momento por los concejales, estaban referidas a las renovaciones y modificaciones de la estructura edilicia; si hubo incorporación de nuevos materiales y mobiliario; el gasto total de inversión, precisándose mano de obra, materiales y mobiliario, del corriente año.
Otro de los interrogantes, apuntó a determinar si la obra de remodelación incluía lo peticionado por el cuerpo deliberativo, respecto a la colocación de barandas y rampas para el acceso al escenario.
A su vez preguntaron si hay un informe técnico hecho por Obras Públicas y por Seguridad e Higiene, que avale la reforma edilicia. Como así también, la recaudación mensual y rendición del área a cargo; si se hizo algún aporte a la entidad eclesiástica. Por último, si existe un convenio de uso y explotación del salón Padre Buodo entre la municipalidad y el colegio salesiano.
En relación a la licitación, los ediles preguntaron sobre el objetivo y resultado del acto llevado a cabo. Si fue anulado, en base a qué fundamento se adoptó tal determinación; qué funcionario estuvo a cargo de la licitación, y para el caso que no se haya labrado acta, qué funcionario estuvo presente, además de otros puntos sobre los oferentes.