Otra renuncia en Seguridad: ¿un Ministerio que se hunde?

SE FUE ALAN RUIZ

El ministro de Seguridad está cada vez más solo. Cuando falta exactamente un mes para que se termine el año, el ex intendente condenado por abuso de autoridad está a punto de quedarse sin compañía en el gabinete, y si es que tenía pensado algún brindis para cerrar el ciclo 2016, alcanzará con media docena de copas en la sede ubicada sobre la avenida Spinetto. Tampoco hay demasiados motivos para festejar: desde que Juan Carlos Tierno asumió, una decena de funcionarios renunció o fueron despedidos (casi uno por mes) y hasta la Justicia (nuevamente) falló en su contra para que levante el cepo informativo por el que pretendió ocultar a la prensa y a la sociedad en su conjunto información sobre los delitos que día tras día se cometen en la provincia de La Pampa.
El que se alejó ayer fue Alan Ruiz, uno de los hombres que más fuerte se había hecho en el gabinete, al que hace menos de dos meses el mismo Tierno le había dedicado un documental que se transmitió por la pantalla del canal estatal: el operativo en el que una comisión pampeana fue a rescatar a una adolescente pampeana en Paraguay.
La novedad fue comunicada ayer en el boletín oficial: “por Decreto Nº 4085/16, con fecha 30 de noviembre de 2016, el gobernador de la provincia de La Pampa, Carlos Verna, aceptó la renuncia de Alan Ruiz al cargo de director general de Inteligencia Criminal y Estadística, el cual pertenecía al Ministerio de Seguridad. En el mismo agradece al señor Ruiz por los servicios prestados en el ejercicio de su cargo”.

El que avisa.
La dimisión del encargado de Inteligencia Criminal y Estadística del ministerio (dudosas estadísticas por cierto) ya había sido adelantada días atrás, cuando se supo de un ofrecimiento que Nación le había hecho para que Ruiz fuera a trabajar a Buenos Aires en la cartera que encabeza la ministra Patricia Bullrich. Se desconoce si hubo (como pasó con otros funcionarios, no sería raro) algún tipo de roce o discusión entre Tierno y Ruiz que haya precipitado el alejamiento.
La renuncia de Ruiz se suma a otras dos en menos de una semana: hace siete días se fue Jorge Gaitán, un ex combatiente de Malvinas y ex Juez de Paz que había asumido como delegado del ministerio en la ciudad de General Pico, y el viernes pasado Quique Mario, el cuarto responsable de prensa que pasó por la cartera en menos de un año.

¿Una mano que se suelta?
Si bien el gobernador es el responsable de la designación del ministro (y también de mantenerlo en el cargo), altas fuentes de Casa de Gobierno revelaron a este diario que desde que la jueza civil Adriana Pascual ordenó levantar el cepo informativo, el trato entre Verna y Tierno cambió. La relevancia del fallo se magnificó cuando el gobernador salió a decir que era “equilibrado” y por la decisión de no apelarlo. No obstante, mas allá de la resolución de la magistrada, el ministro desautorizó a la Justicia al punto de que en la ciudad de General Pico, la policía sigue negándose a brindar información.
Las sucesivas renuncias, el revés judicial por el intempestivo cepo y el enfriamiento de la relación con el primer mandatario provincial no dejan al ministro en el lugar más cómodo, más bien lo ubican, a fin de año, en un lugar parecido a una cornisa.

Lugares vacíos
Ante la cantidad de renuncias, este diario solicitó ayer al Gobierno Provincial que se den a conocer quiénes son los funcionarios que actualmente están ocupando las sillas que quedaron vacantes en el gabinete de Tierno. Al menos en la página oficial del gobierno pampeano, en donde están detalladas las autoridades del ministerio de Seguridad, la mayoría de los casilleros están vacíos o con nombres de personas que hace tiempo ya no están en la cartera.

Compartir