Para 2019, “el límite sigue siendo Macri”

SOCIALISMO EN EL FREPAM

Luis Solana, diputado provincial por el socialismo e integrante del bloque Frepam, afirmó que esa alianza con la UCR continuará más allá de los posicionamientos de cada fuerza de cara a las elecciones legislativas nacionales de octubre.
“El Frepam está vigente y en el bloque funcionamos como tal y el PRO tiene su propia parte. A nivel provincial no existe Cambiemos, sí a nivel nacional, pero son alianzas que exceden a lo provincial con parámetros de otros distritos más grandes, pero que nos generan problemas acá”, sostuvo el diputado Luis Solana, en diálogo con Radio Noticias.
“El Frepam sigue más allá de octubre, con los cimbronazos propios de cualquier alianza y con los posicionamientos personales. El Frepam está vigente, no conozco radicales o socialistas que no quieran seguir con el frente como una herramienta política provincial”.
Solana agregó que “pueden haber detractores al Frepam que lo hacen por alguna conveniencia, pero en el bloque (en Diputados) jamás tuvimos diferencias en la visión que tenemos sobre la provincia. Hemos votado de manera coincidente y tenemos una excelente relación con la UCR. No tenemos dificultades metodología”.

En 2019.
“La UCR, desde la convención de Gualeguaychú, integra el gobierno nacional y nosotros pusimos énfasis en el frente progresista de Santa Fe. Hay una diferencia sobre la visión de la gestión que lleva adelante Cambiemos en el país”, expresó el socialista.
-¿En 2019 podrá haber un Frepam ampliado?
-Para ser concreto y sensato, mucho depende de la gestión del gobierno nacional, si le va muy bien y genera amores es probable que la UCR quiera continuar y apoye la reelección de Macri. El socialismo no estará ahí. Pero en política, dos años puede ser mucho.
-Explique lo de las diferencias ideológicas y las metodológicas con la UCR.
-El socialismo integra la junta vecinal de Victorica, que es la mejor herramienta para es a localidad y los socialista de ahí no dejan de serlo por no acompañar al Frepam. Cada distrito, en el país, tiene su propio armado político. En Buenos Aires, el GEN está con el Frente Renovador (Massa) y acá está con nosotros (Frente Progresista). Acá, el Frente Renovador está con Verna. Una cosa es la visión nacional y cómo se traslada a las provincias. Tenemos (el socialismo) un límite, que es Macri, Cambiemos y en esta elección (en octubre) hubiera sido un costo grande para nosotros sumarnos a un tren que nos llevara a todos, pero afrontamos un desafío (el Frente Progresista) y ponerle un freno a Macri y su política de ajuste. El gobierno nacional genera la grieta fomentando lo de la corrupción del kirchnerismo. El 60 por ciento de los votantes de Macri lo votan para que no vuelva Cristina (Fernández de Kirchner), nadie lo vota por lo que hace. Nos meten a todos los argentinos como rehenes de la grieta que garantiza impunidad en ambos bandos.