Piden el pase para 1.400 precarizados

TRABAJADORES ESTATALES RECLAMAN INGRESO A PLANTA PERMANENTE

Un grupo de trabajadores del Estado pampeano de la ley 2871 realizó ayer una asamblea en la Asociación de Trabajadores del Estado en la que analizó la situación de discriminación que atraviesan y decidió reclamar al gobierno una instancia de debate para encontrarle una solución. La asamblea dejó como pedido concreto el pase a planta permanente de los 1.400 empleados de jornada reducida, en su mayoría porteros de escuelas. Advirtieron que un empleado de la ley 2871 que trabajo cinco horas, cobra solo la mitad de uno de planta permanente que lo hace 6 horas y media.
“La ley 2871 no prevé una caducidad, que se cierre en algún momento, sino que plantea el pase a planta a medida que se vayan creando los cargos”, comentó ayer Federico Ignaszewski, referente del grupo, al concluir la asamblea en ATE. “Sabemos que en algunos lugares (oficinas del Estado) se han generado cargos que fueron ocupados por personas que han entrado de cero a planta”, denunció. “Está bien y nos ponemos contentos que esa persona tenga trabajo, pero nosotros entendemos que los 2871 deben tener una especie de prioridad”.
Ante ello, la asamblea decidió “pedir la apertura de una mesa de negociación con (el subsecretario de Trabajo, Marcelo) Pedehontaá para que pasen a planta de manera directa a los compañeros de la ley 643 y la ley 1279”, informó. El número involucrado es de unas 1.400 personas, en su mayoría, unas 1.100, porteros de escuelas. Los 300 restantes son empleados que se distribuyen en las más variadas áreas estatales. “Turismo, Desarrollo Territorial, Adicciones, Desarrollo Social, Niñez, Adolescencia… en todos los Ministerios hay uno, dos, o tres compañeros seguro”.

Movilización.
Concatenada con la primera decisión, los presentes acordaron realizar el martes 2 de mayo una movilización frente a la Subsecretaría de Trabajo “para pedirle a Pedehontaá que nos abra esta mesa de negociación y podamos empezar a discutir la problemática de manera formal” y buscar una solución “a este problema de discriminación que sentimos que tienen los compañeros”. La movilización será al mediodía.
La discriminación radica en que “hay compañeros de jornada reducida que trabajan cinco horas y compañeros de la ley 643 que trabajan seis horas y media, y uno gana la mitad que el otro”, explicó.
“Entonces la diferencia es muy grande, y sentimos que sigue la discriminación latente”, sostuvo Ignaszewski.
El referente no dejó de valorar el avance que significó la ley 2871 pero señaló que necesita volver a ser discutida. “Si bien esos compañeros consiguieron estabilidad, consiguieron jubilación, están mejor que antes y sentimos que la ley fue un gran avance, más que en este contexto no se está despidiendo gente, entendemos también que esa ley tiene un montón de dificultades que en ese momento no las vimos, pero durante el gobierno de (Oscar Mario) Jorge, no nos dieron otra posibilidad, porque era o agarrábamos esa ley o nada, entendemos que ahora es el momento para mejorarla, y por eso es que vamos por más”.