Piden incluir fertilización

TECNICAS DE FERTILIZACION HUMANA ASISTIDA DE BAJA COMPLEJIDAD

La diputada Carina Pereyra (PJ) presentó un proyecto de ley para facilitar el acceso a la salud y a los derechos reproductivos relacionados con la infertilidad humana en La Pampa y solicitó que el Estado provincial incorpore las técnicas de fertilización asistida de baja complejidad en los servicios de Salud Pública.
“La infertilidad afecta a un porcentaje importante de parejas y son varios los tratamientos a los que se pueden acceder cuando se desea tener hijos. Si bien la Provincia adhirió a la ley nacional que garantiza el acceso integral a las técnicas de reproducción asistida, dejó afuera a las personas que carecen de obra social”, manifestó Pereyra.
Agregó que la iniciativa permite que “se brinde el servicio de técnicas de fertilización humana asistida de baja complejidad en establecimiento de Salud Pública”, estableciendo al Ministerio de Salud como autoridad de aplicación, y quien deberá además designar al menos un centro asistencial que preste el servicio médico en cuestión.
Son consideradas técnicas de fertilización las que tienen por objeto unir el óvulo con el espermatozoide en el interior del sistema reproductor femenino. Toda esta práctica lleva un tratamiento y seguimiento médico, pero es la más sencilla de todas las opciones que existen, la menos compleja y la primera a la que se somete una pareja que desea tener un hijo, tras transcurrir el tiempo de no poder concebir un hijo de manera natural.
“Este proyecto de ley contempla que pueden acceder a estas prestaciones médicas, mujeres entre 21 y 45 años, que cuenten con más de 3 años de residencia en la provincia y carezcan de todo tipo de cobertura médico-asistencial de seguridad social. El centro de salud que brinde este servicio debe orientar, informar y asesorar a los pacientes respecto del cuidado de la fertilidad”, explicó Pereyra.

Acceso.
La diputada oficialista señaló que “la vigencia de esta ley posibilita a las personas que no cuentan con obra social y deseen ser padres acceder a este servicio de técnicas de fertilización humana asistida de baja complejidad” y añadió: “La ley de reproducción médica asistida no sólo da respuesta a la infertilidad humana como enfermedad sino que reconoce los derechos humanos que hacen a la salud y en especial a los derechos reproductivos de un pueblo. Esta ley amplió derechos, logró una mayor inclusión en el ámbito social y en el de la salud”.
Por otro lado, Pereyra dijo que “considerando que lo normado por la ley marco y que nuestra legislación provincial reconoce la patología de la infertilidad, y luego de haber transcurridos una serie de años de la norma nacional, es que entendemos necesario seguir ampliando esos derechos a más pampeanos, a aquellos que no disponen de obra social o prepaga y que no cuentan con los medios económicos para afrontar estos costosos tratamientos”.