Piden rechazo a ajuste

RECLAMO A DIPUTADOS

Organizaciones gremiales, sociales y políticas de nuestra provincia, exhortaron a los representantes pampeanos en las cámaras legislativas de Nación, -particularmente la de Diputados, ante la media sanción en el Senado del paquete de leyes laborales- a “que honren el mandato de la ciudadanía que representan”.
En un documento les piden que muestren “su vocación de autonomía y el respeto a los derechos conseguidos a través de décadas de lucha y sacrificio del Pueblo no votando esas reformas”.
Señalan que el 15 de noviembre de 2017 las organizaciones gremiales, sociales y políticas de la provincia dieron a conocer su posición a través de un documento, ante la inminente firma del llamado Pacto Fiscal entre los ejecutivos provinciales y el gobierno Nacional.

Directivas del FMI.
“Hoy, en consonancia con el mismo, las organizaciones firmantes sostenemos que en ese acuerdo las provincias negociaron con un gobierno nacional que recibe y acepta directivas y controles de organismos extra-nacionales, como el FMI, a raíz del enorme endeudamiento que ha decidido contraer. Entre las metas señaladas por estos organismos, se encuentran aquellas que tenderán a bajar en forma acelerada lo que la economía de mercado considera ‘costo laboral’, y buscará producir el achicamiento del Estado, con despidos masivos de las administraciones públicas, cierres de programas sociales, educativos, culturales, y desmantelamiento de organismos relacionados a la investigación, la ciencia y la tecnología”, se indica.
Agrega el documento que los trabajadores conocen “el alcance de medidas que conducen al ajuste y desfinanciamiento del Estado y buscan anular sus funciones regulatorias en favor de las leyes del mercado, cuya consecuencia directa es la brutal transferencia de ingresos desde los sectores populares hacia el sector concentrado de la economía”.

Un retroceso.
Admitieron que “el consenso fiscal signado por las autoridades provinciales es una pieza importante, facilitadora, del plan de reformas laborales, tributarias y previsionales que serán tratadas en el Congreso Nacional”, pero que las consideran “como un retroceso en materia de derechos y calidad de vida para la población en general y con mucha carga para el sector pasivo, con medidas que implican una notable disminución de financiamiento de la Anses y reducción de los ajustes de los haberes jubilatorios en un 50% con el cambio de la fórmula de movilidad, por ejemplo”.
Analizan las organizaciones sociales que “el objetivo a lograr es la reducción del gasto público en aproximadamente 100.000 mil millones de pesos, pero el costo de esta medida recae en forma directa y perjudicial sobre la masa de jubilados/as, pensionados/as y beneficiarias de la AUH. Nuevamente el ajuste lo pagan los sectores populares y los más vulnerables y, al mismo tiempo, sobre ellos se cierne la amenaza de la represión, el disciplinamiento y la miseria”.

Cero optimismo.
Los sindicatos dicen “no compartir la euforia y el optimismo de las autoridades que han saludado este consenso, ya que consideramos que una Nación debe propender hacia el bienestar común pero, en especial, al de los sectores más desprotegidos y debe asegurar a todas las personas la posibilidad de una vida digna, con respeto a la diversidad y al medio ambiente que todos/as habitamos”.
Finalmente sostienen que nuestros diputados no deben votar esas reformas.
Firman Utelpa, ADU, Sitrasap, Jubiladas Docentes, Personal de Vialidad Nacional, Asociación Profesionales de VN, CTA de los Trabajadores, Movimiento Popular Pampeano por los Derechos Humanos, Partido Comunista, Frente Ciudadano, Frente Peronista Barrial, Nuevo Encuentro, Patria Grande, La Poderosa, Mujeres por la Solidaridad, Juntos por Humanas, Agrupación Rankulche Vuta Travun, Octubre Peronista, Confluencia, Carta Abierta, Colectiva Feminista Las Violetas y Desde el Pie.