PJ: dura crítica por votos

EL FRENTE PERONISTA BARRIAL Y LA REFORMA PREVISIONAL

“Votaron por la política de los ricos”, acusó a los senadores Lovera y Durango el Frente Peronista Barrial, con relación al Pacto Fiscal y la reforma previsional aprobados la semana pasada.
El Frente Peronista Barrial, que en agosto pasado con Leonardo Avendaño como primer precandidato a diputado nacional alcanzó el segundo lugar en la interna del PJ, emitió un documento donde reiteran sus diferencias programáticas con el oficialismo partidario.
En este caso, el punto de la discordia es la aprobación del acuerdo fiscal de Nación y Provincias (primero por los 23 gobernadores y luego por la mayoría del Senado) y, atado a él, la reforma previsional.
“Los senadores (del PJ) que avalaron con su voto la reforma previsional han cometido una irresponsabilidad, primero con los propios jubilados, porque los perjudican con la nueva fórmula para el cálculo de la Jubilación Mínima; segundo con los trabajadores que aportan al sistema solidario, porque saquean y ajustan el sistema previsional en favor de los ricos”, señala el documento del Frente Peronista Barrial.
Se agrega que “al ser elegidos como representantes del pueblo en carácter de un proyecto inclusivo y opositor al neoliberalismo, rompieron otra vez el contrato político, envileciendo el mandato popular y contradiciendo las ideas filosóficas-políticas del peronismo”
“Excepto el gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, todos los gobernadores de las provincias argentinas, incluido el pampeano Carlos Alberto Verna, condescendieron y firmaron con el presidente Mauricio Macri, el Pacto Fiscal”, el que se vincula con la reforma previsional y laboral”.
“Las pretendidas ‘reformas’ representan la consolidación de un proyecto político y económico que está centrado en la quita de derechos al pueblo (acuerdos salariales por debajo de la inflación, cambio del cálculo del haber jubilatorio y de planes sociales y reducción de planes sociales), la censura de las voces opositoras y la represión a las manifestaciones opositoras”.

Nuevo despojo.
El Frente les imputa a los senadores Daniel Lovera y Norma Durango (PJ), y Juan Carlos Marino (Cambiemos), haber “convalidado un nuevo despojo a los jubilados y al pueblo trabajador, no sólo con el ajuste que quitará a nuestros abuelos 100 mil millones de pesos, sino que continúan con la transferencia de capital de los trabajadores a las corporaciones económicas”.
“Más grave es la postura de los legisladores pejotistas, desconociendo la lealtad de las generaciones precedentes” y ce cita el 17 de octubre de 1945, la resistencia peronista, el “compromiso militante” del gremialista Felipe Vallese, hasta los 30,000 desaparecidos.
“Durango y Lovera, que además es referente gremial, vapulean la Constitución de 1949, que incorporaba un nuevo concepto de ciudadanía: el derecho social y la justicia social, donde se destacaba la protección de la ancianidad y de los niños”.
Tras recordar “el principio ordenador” de la justicia social, los peronistas barriales afirman que “Lovera y Durango votaron por la política de los ricos” por lo que “reivindicamos nuestros postulados expuestos en la campaña de las elecciones PASO, y exigimos el respeto al acuerdo programático firmado por el diputado nacional Ariel Rauschenberger con este colectivo político, que preveía el rechazo total de estas reformas”.

Palos a Verna.
Los peronistas barriales también son críticos con Verna: “Los 23 gobernadores cedieron a las presiones del Poder Ejecutivo y volvemos a la lógica de la tan mentada “gobernabilidad” que posibilitó fortalecer al gobierno de Cambiemos con minoría legislativa, y donde los representantes pampeanos en el Congreso Nacional votaron gran parte de las leyes propuestas por el macrismo, entre ellas la legislación que aprobaba el pago a los fondos buitres y la posibilidad de nuevos endeudamientos que subyugarán a nuestros hijos y nietos”.