Poca oferta de los préstamos personales del valor UVA

POCO INTERES DE LOS BANCOS EN COMPETIR

El BLP presta a 60 meses a tasa fija a un Costo Financiero Total de 67,41% mientras que el Banco de la Ciudad de Buenos Aires lo hace a 72 meses y a un Costo Financiero Total del 9,9% sobre la UVA.
JUAN PABLO VIETA
Con la llegada de la Unidad de Valor Adquisitivo (UVA), que representa el costo que tenía al 31 de marzo de 2016 la milésima parte de un metro cuadrado construido y que va ajustando por el Coeficiente de Estabilización de Referencia que sigue la inflación del Indec a medida que transcurre el tiempo, el crédito hipotecario en nuestro país ha tomado un nuevo impulso.
Es que como el capital del préstamo se actualiza de acuerdo a la evolución del valor de la UVA y sobre ello se aplica una tasa fija bastante accesible, baja considerablemente el costo del endeudamiento en relación al ajuste por tipo de interés fijo o variable, posibilitando otorgar una mayor cantidad de dinero con una cuota más accesible.
La contra viene por el lado de una inflación que no termina de domarse, ya que si la evolución de los precios no converge a niveles razonables, preferentemente a una tasa anual de un digito, ello le agrega volatilidad al valor de la cuota.
No obstante cabe agregar que ante un rebote inflacionario el tomador esta doblemente protegido, primero con una relación cuota – ingreso que puede cambiar respecto de cada entidad pero que en ningún caso va a comprometer más del 35% de lo que declara el tomador, y también por el hecho de que si la cuota a pagar llegara a superar en más de un 10% al importe que hubiese correspondido cancelar en caso de que el préstamo ajuste por el índice de variación salarial del Indec, entonces se estira el plazo de modo tal de que baje así el moto a abonar.

Confianza.
Tanta confianza ha depositado la administración macrista en la Unidad de Valor Adquisitivo que se ha convertido en la vedette de lo que se ha dado en llamar Plan Nacional de Viviendas, la herramienta con la cual se pretende combatir un déficit habitacional que a nivel nacional se estima en 3.5 millones de viviendas.
Según este Plan Nacional de Viviendas las familias con ingresos equivalentes o inferiores a dos salarios mínimo vital y móvil, $17.720, serán elegibles para una vivienda social, las que desde allí hasta los cuatro salarios mínimo, $35.440, ingresaran al préstamo UVA del Procrear que viene con el aporte no reintegrable de hasta $400.000. Y por encima de esos $35.440 se ira al préstamo UVA convencional sin subsidio alguno.

La UVA en los personales.
Desde no hace mucho un puñado de bancos, puntualmente el Ciudad, el Bapro, y próximamente el Banco de la Nación Argentina, han comenzado a utilizar la Unidad de Valor Adquisitivo para el segmento de los préstamos personales.
La mecánica es la misma, es decir, el capital ajusta por UVA y sobre ello una tasa de interés fija que en el caso del Banco Ciudad es del 7.9%, que con comisiones y gastos llega a un Costo Financiero Total del 9.9%; y que en el Banco de la Provincia de Buenos Aires es del 10%.
Al igual que con los hipotecarios, los personales UVA permiten prestar una mayor cantidad de dinero con una cuota mucho más baja en relación al préstamo personal tradicional a tasa fija, requiriendo un menor ingreso a declarar.

Más baratos.
En la comparativa de los préstamos personales estilo UVA como el del Banco Ciudad con los que ofrece por caso el Banco de La Pampa, que ajustan de acuerdo a una tasa de interés fija, los que se actualizan según el CER a través de la Unidad de Valor Adquisitivo resultan mucho más accesibles que los otros.
Sin ir más lejos el BLP presta a 60 meses a tasa fija a un Costo Financiero Total de 67.41% mientras que el Banco de la Ciudad de Buenos Aires lo hace a 72 meses y a un Costo Financiero Total del 9.9% sobre la UVA. En efecto ello hace que mientras la cuota inicial del Banco de La Pampa sea de casi $500 por cada $10.000 que se piden, en el Banco Ciudad sea de casi $200 por cada $10.000.
Está claro que el poco interés de los bancos en competir en el rubro de los préstamos personales con los ajustables por UVA tiene que ver con la menor ganancia que reportan en relación a los que se actualizan a través de la tasa de interés fija.