Por las lluvias, la laguna amenaza al Club Náutico

El nivel del agua en el cuenco mayor de la laguna Don Tomás está en una situación crítica. Las instalaciones del Club Náutico, ubicadas entre la Cruz y el Faro son testigo de la crecida que experimentó la cota del enorme reservorio de agua.
Las autoridades locales, en carácter preventivo, están bombeando líquido del espejo de agua principal hacia el que está ubicado al norte. Para eso, como en oportunidades anteriores, están utilizando dos bombas arroceras y cañerías accesorias que interrumpen el paso por la calle Raúl Alfonsín, que rodea el cuenco principal.
En un parte de prensa oficial, el municipio informó que el trabajo se realiza con el objeto de evitar inconvenientes de anegamiento en los barrios cercanos. Junto con el bombeo, la comuna realizó un terraplén como defensa de las viviendas que están en la parte posterior de la laguna.
Solo en este mes, la lluvia caída en la ciudad de Santa Rosa alcanzó los 112,4 milímetros, mientras que a lo largo del año el registro marca 909,6 milímetros, según datos del Servicio Meteorológico Nacional.

Por unos días.
Las tareas, explicaron, están demandando el cruce de las mangueras de escurrimiento sobre la cinta asfáltica, motivo por el cual el tránsito vehicular sobre el perímetro que rodea el cuenco principal se encontrará cortado por espacio de algunos días, hasta tanto se alcancen los niveles deseados, dependiendo además de que no se registren nuevas precipitaciones de gran magnitud.
“Por este motivo, se recomienda a los conductores de vehículos y transeúntes, circular con precaución por las inmediaciones de mencionado sector y respetar los carteles indicativos de desvío”, se comunicó desde el gobierno de la ciudad.
El temor principal pasa porque el crecimiento del nivel de la laguna ocurre a razón de 35 centímetros cada 100 milímetros de lluvia caídos. Mientras tanto, al máximo de bombeo, la baja del nivel se produce a razón de 3 centímetros por día.
Ayer, este diario tomó fotografías en la zona del Club Náutico, donde puede verse a las claras que el agua avanzó peligrosamente sobre las instalaciones de su predio.

Bajo Giuliani.
Además del bombeo hacia el cuenco norte con las arroceras, la municipalidad deriva aguas del cuenco mayor hacia el Bajo de Giuliani. Las intensas lluvias de este mes han puesto al reservorio de agua ubicado al sur de la ciudad de Santa Rosa, en la intersección de las rutas 35 y 14, en un nivel elevado.
De los tres cuencos en que se divide el Bajo, el que mayor nivel de agua muestra es el ubicado al este de la Ruta 35, a pesar de estar conectado a través de alcantarillas con el que está al este.
Hace dos meses, aproximadamente, la Dirección Provincial de Vialidad construyó una alcantarilla que comunica los dos cuencos que están al este de la 35, separados uno del otro por la Ruta Provincial 14. El nivel de agua alcanzado por el ubicado al norte de la RP14 es tal que ya está pasando agua hacia el ubicado al sur de la arteria provincial.

Compartir