Presupuesto: el PJ dejará a Macri sin “superpoderes”

EL PAMPEANO SERGIO ZILIOTTO EXPLICO LA ESTRATEGIA DE RECORTE DE PODER A CAMBIEMOS

“Es momento de poner lo que hay que poner sobre la mesa”, dijo Sergio Ziliotto. El diputado nacional del bloque PJ La Pampa anticipó en las últimas horas cuál será la jugada que el peronismo nacional tiene preparada para limitar el poder discrecional del presidente de la Nación Mauricio Macri. Una reforma en la Ley de Administración Financiera que, en la práctica, será la eliminación de los superpoderes que desde la presidencia interina de Eduardo Duhalde tiene el Poder Ejecutivo Nacional para reestructurar partidas presupuestarias.
“La gran pelea que va a haber en el Congreso Nacional -y ahí sí se va a conocer hacia dónde va el país y la responsabilidad de los dirigentes de los distintos partidos políticos- es cómo distribuimos el presupuesto nacional. El 15 de septiembre ingresa a la Cámara de Diputados y ahí se verá qué grado de participación se dará a las provincias en la distribución de los recursos”, sostuvo.

“Lo que corresponde”.
Para el legislador, será la oportunidad de “volver a lo que corresponde”, que es “modificar el artículo 37 de la Ley de Administración Financiera que le permite al gobierno nacional reestructurar absolutamente todas las partidas”. “Hoy da lo mismo que un presupuesto tenga 200 artículos que digan cómo se gasta o que tenga uno que diga que el Ejecutivo resolverá cómo se gasta”, graficó.
Ziliotto estuvo ayer en los estudios de la televisión cooperativa donde grabó su participación en el programa La Parte y el Todo, que se emitirá esta noche, a partir de las 22, en el canal 2 de CPEtv. “Hoy el jefe de gabinete es quien modifica un presupuesto que está hecho por el Congreso. Creo que debe haber mayoría y consenso para modificar esto. Es momento de poner lo que hay que poner sobre la mesa. Ahí determinaremos cuál es la incidencia del gasto social, de las inversiones, de recuperar el autoabastecimiento energético y de darle mayor participación a las provincias y los municipios. Es la descentralización”, argumentó.
Los “superpoderes” (ver recuadro) rigen en nuestro país desde diciembre de 2001, primero en forma excepcional y luego, desde 2006, en forma permanente.

400, pero gradual.
La reacción ciudadana contra el “tarifazo” del gobierno nacional, expresada el jueves de la semana pasada a través del denominado “ruidazo”, con marchas en todo el país, fue otro de los temas abordados por el legislador nacional. “Hay madurez política y me retrotraigo al resultado de las elecciones de octubre, cuando el pueblo determinó que ninguna expresión política tenía mayoría absoluta tanto en el Senado como en la Cámara de Diputados. Hoy la gente ha dado su posición”, dijo.
Para el diputado era necesario el sinceramiento de las tarifas pero la discusión era si hacerlo con una estrategia de gradualismo o una de shock. “El shock se chocó con la realidad”, analizó. A su entender, la Corte Suprema de Justicia de la Nación, que deberá fallar sobre los planteos de nulidad que hoy tienen parados los aumentos, no tiene margen para resolver que el “tarifazo” quede vigente. “La Corte cada vez se hace más política y analiza mucho más la política, a veces, que la normativa, y esto creo que está bien, porque no son entes abstractos, integrados por personas sin sentimientos”, opinó.
Entre los proyectos que están en danza en Diputados respecto a las tarifas, Ziliotto se mostró partidario de un ajuste del 400% tal el acordado entre Macri y los gobernadores, aunque en forma gradual, distribuido en un plazo de un año y medio. A su entender, la gente no aceptó que lo hicieran de una vez, pero sí toleraría que se lo haga con gradualidad, acompañando la evolución de los salarios.

Desde 2001 hasta hoy
El artículo 37 de la “Ley de Administración Financiera y de los Sistemas de Control del Sector Público Nacional” (24156) reza: ” (…) El Jefe de Gabinete de Ministros puede disponer las reestructuraciones presupuestarias que considere necesarias dentro del total aprobado por cada ley de presupuesto, quedando comprendidas las modificaciones que involucren a gastos corrientes, gastos de capital, aplicaciones financieras y distribución de las finalidades. (…)”.
Esa parte de la Ley de Administración Financiera rige desde el 8 de agosto de 2006, cuando se aprobó la modificación de la redacción anterior a través de la Ley 26124, impulsada por el entonces presidente Néstor Kirchner. El cambio fue resistido por sectores de la oposición a aquel gobierno por la discrecionalidad que otorgaba a la Casa Rosada sobre el presupuesto.
Los denominados “superpoderes” no se iniciaron durante el kirchnerismo, sino durante la crisis de 2001, en el gobierno del radical Fernando De La Rúa. Por entonces, las atribuciones delegadas por el Congreso al Ejecutivo tenían carácter excepcional, pero fueron prorrogadas durante los años subsiguientes, tanto en el gobierno del justicialista Eduardo Duhalde, como en el de Néstor Kirchner, quien a partir de 2006 logró que los “superpoderes” fueran permanentes, situación que continúan hasta el día de hoy.

Compartir