Preventiva por dos robos en Santa Rosa

En el Centro Judicial de esta ciudad se llevó a cabo ayer la audiencia de formalización fiscal preparatoria contra un hombre que cometió dos robos (en un kiosco y en una panadería) a mano armada, el pasado viernes 2 de septiembre, en la calle Arturo Castro al 600, del barrio Villa Alonso de esta ciudad.
El hombre fue imputado por los delitos de robo calificado por arma de fuego (cuya actitud para el disparo no pudo acreditarse) y de robo con arma (porque actuó con un cuchillo como arma impropia). El juez de audiencia le dictó prisión preventiva hasta el jueves 30 de septiembre y en los próximos días se realizará una rueda de reconocimiento.
Fuentes allegadas a la investigación, le indicaron a este medio que la Brigada de Investigaciones tenía la información del posible autor. A su vez, destacaron el buen trabajo de inteligencia.
Personal policial realizó una requisa y secuestró la ropa con la que cometió el robo a la panadería ya que fue filmado por la cámara de seguridad del comercio.
Como prueba, se solicitó una rueda de reconocimiento, ya que en uno de los hechos actuó a cara descubierta.

Los hechos.
Utilizando el mismo modus operandi, dos personas robaron un kiosco y una panadería. Luego huyeron en una moto. El primer hecho ocurrió a las 19.30. Uno de ellos ingresó armado al local. En ese instante, la dueña se encontraba en el baño. “Salí y me encontré con el pibe, no tendría ni 20 años, que estaba metiendo la plata dentro de una mochila”, sostuvo la mujer, entre lágrimas, aquel 2 de septiembre en diálogo con LA ARENA.
El otro suceso pasó entre las 20.30 y 21. Dos hombres ingresaron y amenazaron a punta de pistola y con un cuchillo a la dueña (que fue a contar la plata de la caja y cerrar) y a dos empleadas. Luego, robaron la recaudación y los teléfonos celulares de las víctimas.
“Al principio, uno se mandó para el fondo, y creímos que era un empleado que siempre entra con el casco puesto. Después agarró el cuchillo y nos dijo que nos tiremos al piso”, manifestó una de las víctimas.

Compartir