Probation para el “poliladron”

Teniendo en cuenta la falta de antecedentes penales, que el delito cometido -hurto simple en grado de tentativa- es de ejecución condicional, y que al momento del hecho -de acuerdo al informe solicitado por la fiscalía- se supo que Facundo Nicolás Avellaneda, de 24 años, se encontraba de franco compensatorio, por lo tanto no estaba cumpliendo funciones; se llevó a cabo la suspensión de prueba a juicio, conocida como probation, contra el policía exonerado quien en la madrugada del sábado, aproximadamente a las 6.20, fue hallado in fraganti cuando intentaba ingresar a robar a una vivienda ubicada a la vera de la Avenida Santiago Marzo Sur de esta ciudad.
En la audiencia, presidida por el juez Daniel Alfredo Sáez Zamora, realizada a menos de 12 horas de cometido el hecho, el fiscal Facundo Bon Dergham había solicitado la prisión preventiva hasta la finalización del proceso teniendo en cuenta que la calidad de funcionario policial lo colocaba en una mejor situación para obstaculizar el desarrollo de la investigación.
Por su parte, Avellaneda declaró no tener conocimiento de lo que hacía porque estaba alcoholizado.
Tanto el Ministerio Público Fiscal como la defensa, a cargo de Gastón Gómez, solicitaron al magistrado Sáez Zamora la suspensión de juicio a prueba por el lapso de un año. Avellaneda recuperó la libertad sin embargo deberá cumplir distintas reglas de conducta, entre ellas fijar un domicilio del que no podrá ausentarse sin conocimiento del juzgado.

El hecho.
El acontecimiento por el cual el agente fue imputado ocurrió en la madrugada del sábado cuando ingresó al patio de una vivienda ubicada en Avenida Santiago Marzo Sur al 500, y posteriormente intentó meterse por una ventana al interior de la casa donde se encontraba la dueña. Mientras el hombre trataba de entrar, la mujer vio lo que estaba sucediendo y rápidamente dio aviso al 101.
Minutos después, personal policial de la Seccional Tercera arribó al lugar y detuvo al hombre en actitud sospechosa dentro de un garaje, donde había alcanzado a descalzar una persiana.
Según lo informado por el Ministerio de Seguridad, el hombre primero había mentido acerca de su identidad y luego se confirmó que era un efectivo de la policía de La Pampa.

Compartir