Proponen creación de un polígono de tiro

DESPUES DE INCIDENTES QUE PUDIERON HABER ARROJADO HERIDOS

Después que se conociera que personas que poseen o tienen a cargo armas de fuego efectúan disparos en sitios al aire libre, poniendo en peligro la integridad física de cualquier vecino que esté en las inmediaciones; hubo escasa o nula reacción de organismos oficiales. Recién ahora se sabe de una iniciativa legislativa apuntando a la creación de un necesario polígono de tiro.
Este diario informó hace algunos días que civiles tiraban en el lugar conocido como los médanos de “puloil”, o “la olla”, en la zona sur de Toay, pero además -y así lo demostró LA ARENA en fotos que fueran publicadas- también policías iban a hacer prácticas de tiro a ese lugar.

Tirar al aire libre.
La carencia de polígonos -o la falta de disponibilidad de los escasos que existen- hace que quienes tengan armas, y quieran practicar, o ajustar las miras de sus fusiles, por ejemplo, lo hagan al aire libre en lugares más o menos descampados.
En función de lo publicado, la diputada Josefina Díaz (Propuesta Federal)
Dirigirse al Poder Ejecutivo Provincial para que inste al Ministerio de Seguridad la construcción de un polígono de tiro.
Un polígono de tiro o campo de tiro es un establecimiento especializado diseñado para la práctica de armas de fuego, que se hace absolutamente necesario ante la cantidad de usuarios que no tienen espacio para practicar. Máxime si se considera que nuestra provincia es un lugar donde llegan muchísimos visitantes a participar de actividades de cacería: obviamente no tienen lugar alguno para ajustar sus miras, o poner en condiciones su armamento.

Crear un polígono.
La diputada Díaz presentó en la Legislatura un proyecto para que el Poder Ejecutivo “inste al Ministerio de Seguridad a la creación de un polígono de tiro”.
Explica en los fundamentos que cada establecimiento “normalmente es vigilado por uno o más empleados de supervisión, los que serían responsables de que todas las medidas de seguridad para armas de fuego se implementen en todo momento. Los polígonos de tiro pueden funcionar al aire libre o en recintos cerrados, y posiblemente restringidos a ciertos tipos de armas de fuego”.
Cabe señalar que existen numerosos reclamos para que se instale un polígono, ya que actualmente en nuestra provincia los tiradores no tienen un espacio seguro para la práctica deportiva, lo que hace peligroso la utilización de determinados sitios a cielo abierto para ese menester.

Hasta policías.
Este diario informó que en “la olla” de Toay no sólo los ciudadanos comunes aprovechan los “médanos del Puloil”, al sur de la localidad de Toay, para probar su destreza con las armas de fuego, o para calibrar las miras de sus fusiles; sino que también personal policial concurre al lugar para disparar con distintos tipos de armamentos.
Ese paisaje suele ser utilizado por vecinos que hacen distintas actividades recreativas, que incluyen el ir y venir en cuatriciclos, o en bicicletas, o para trotar o caminar. Pero precisamente es el mismo sitio que usan muchos tiradores que suelen ir en horas tempranas de la mañana para que el lugar no se vea tan concurrido, y así minimizar riesgos de forma que nadie salga herido.

Sumamente peligroso.
En esa misma información La Arena daba cuenta de al menos un par de incidentes que pudieron ser trágicos. En uno de ellos, una vecina que trotaba por el lugar escuchó un chasquido y vio levantarse una ligera estela de polvo a sus pies. Enseguida se dio cuenta que se trataba de un disparo efectuado por un tirador armado con un rifle, que se supone impensadamente lo hizo hacia un lugar transitado por gente. Poco antes otro vecino sufrió un episodio parecido. Demasiado peligroso como para dejarlo pasar así como así.
Josefina Díaz -valiéndose de datos aportados por este diario- recordó que “hubo una iniciativa legislativa para que los vecinos que gustan de la actividad pudieran practicarla en el polígono de la Escuela de Policía, pero eso no prosperó”.
Sostiene que se hace necesario “la creación de un polígono de tiro a fin de evitar accidentes. Además no puedo dejar de observar que en nuestra provincia predomina la cacería y se reciben muchos extranjeros que la vienen a practicar, es una suerte de turismo que hace que mucha gente viva de ello, esto exige la garantía de poder hacerlo (calibrar un arma) sin provocar un accidente por falta de infraestructura”.